El vínculo afectivo con el recién nacido

El Vínculo Afectivo con el recién nacido El Vínculo Afectivo con el recién nacido



 

 

 

 

 

 

 

 

El vínculo o el apego es el término que se usa para describir la cercanía emocional que se desarrolla entre los papás y el bebé al momento del nacimiento y sus primeros meses. Crear un vínculo emocional con el bebé es importante para su desarrollo como ser humano. Los primeros meses son vitales para un recién nacido porque aquí aprenderá sobre el mundo y las personas más cercanas a él, sus padres y familia. 

Nuestros bebés están naciendo en un mundo moderno, en el siglo XXI, con internet, redes sociales, música digital, celulares que puede anticipar nuestras necesidades, incluso antes que nosotros mismo, vehículos híbridos, calentadores de wipes, monitores que detectan si el bebé ha dejado de respirar, y sin embargo, ellos no saben que nada de eso existe. Nuestros bebés no son muy diferentes a los bebés que nacieron hace 150,000 años. Sus necesidades siguen siendo básicas y no han cambiado. Nuestros bebés necesitan amor, seguridad, alimentación y calor humano. Cuando se satisfacen estas necesidades, el bebé puede crecer seguro de sí mismo, de su entorno y de sus padres, lo cual desarrolla un niño más seguro de sí mismo, con autoestima alto, y más independiente

 El vínculo entre madre y bebé

El vínculo es realmente una continuación de la relación que hubo durante el embarazo. Los cambios físicos y químicos que ocurrían en el cuerpo de la mamá le recordaba de la presencia de esta nueva persona. El nacimiento concretiza este vínculo y lo hace una realidad. Ahora la nueva mamá puede ver, oler, tocar esta persona…A SU BEBE!!! Antes solo se conocían a través de los movimientos en el vientre, el sonido del latido del corazón el doppler o la imagen que presenta la sonografía. El vínculo permite a la madre transferir el amor que le sostenía la vida a través de sangre, oxígeno y alimentos al amor del cuidado materno que incluye su leche, las manos, los ojos, la voz, todo su ser.

¿Cómo influye la experiencia materna en el desarrollo del niño?

Pero el vínculo no es un fenómeno que ocurre durante un momento especifico, incluso hay madres que no sienten ese amor por algunos días hay otras que lo sienten desde que el bebé está en su vientre…ambas reacciones son normales. En algunos casos el momento para conocerse y tener esa intimidad post-parto se tiene que posponer por algunas horas en caso de una cesárea, de un bebé prematuro u otra complicación, pero eso no quiere decir que Ud. no formará un vínculo con su hijo. Ahora bien, el periodo justo después del nacimiento, es biológicamente adecuado para comenzar a fomentar esta relación. Desde el nacimiento y durante el crecimiento del su hijo habrán muchas oportunidades para fortalecer el vínculo afectivo. 

 El vínculo entre padre y bebé

Lee también: Seré papá… ¿Qué debo saber?

Después del nacimiento, el papá se vuelve muy sensible, ellos tienen su propia manera de relacionarse con su bebé. Estudios realizados han mostrado que padres que toman parte activa en el cuidado de su recién nacido, son capaces de querer y cuidar a sus hijo desde el nacimiento, aunque quizás un poco menos automáticos que las madres, pero los papás pueden aprovechar este periodo del recién nacido.

Incluso, se ha mostrado que papás que pasan por lo menos 15 minutos solos con su recién nacido, pasan mucho más tiempo con los bebés mientras crecen, se involucran más emocionalmente. 

Así que una nota para las madres, abuelas y suegras, tías, hermanas y primas: Dejen al papá solo con el recién nacido por 15 minutos diarios. No lo corrijan, no le digan “cárgalo así” “aguántale la cabeza”, “no le gusta que le hagan eso” etc.……porque si les decimos eso, ellos se va a frustrar y nos van a devolver el bebé y se van a sentir incapaces de cargar y cuidar su hijo.

 Vínculos después de una cesárea


Durante una cesárea, aunque es una cirugía, primero es un nacimiento, el tiempo para formar los vínculos post parto cambia un poco. Generalmente el papá está permitido en la sala quirúrgica, después del nacimiento el pediatra:

  1. lleva al bebé a un calentador
  2. Succiona el líquido amniótico (a veces con un tubo gástrico)
  3. Oxígeno si es necesario (recuerdan que los bebés nacidos por cesárea tienden a tener más problemas respiratorios que los bebés nacidos por la vagina. Esto es por la falta de la labor de parto, que los estimula con las contracciones y las hormonas para nacer y respirar)
  4. Le ponen su inyección de vitamina K (para coagular la sangre)
  5. Gotas oftálmicas
  6. Lo visten y envuelven al bebe en una manta para que no se enfríe

Le muestran el bebé a la mamá, pero está generalmente no lo puede tocar porque tiene los brazos atados a la mesa quirúrgica, ella le puede dar un beso y se llevan al bebé para la guardería. El papá puede acompañar al bebé o se puede quedar con la madre. Después de la cesárea hay un tiempo de recuperación de aproximadamente 2-4 horas, en las cuales la mamá por lo general no puede recibir visitas (ni de su bebé).

El padre puede estar con el bebé en la guardería, lo puede cargar, mimar, hablar, mientras mamá está en recuperación. Si el bebé requiere de atención especial el papá puede estar con su hijo. Se dará cuenta que el bebé reconoce su voz y es bueno que el bebé, después del nacimiento esté con alguien conocido y no solito en la guardería. Los abuelos son excelentes para estar con el recién nacido si mamá y papá no están disponibles. 

 Post parto


Los sentimientos post-parto son muy individuales y no necesariamente una madre quiere estar con su bebé inmediatamente, a veces ella se quiere bañar, peinar maquillar o simplemente descansar después del arduo trabajo de parto. Esto es normal, y no es señal de una depresión post parto. Lo que sí es recomendable que el bebé este con alguien de confianza y no solo. 

Para ayudar a que la madre y su bebé comiencen a conocerse la lactancia es excelente. Aunque la madre todavía no tiene “leche” ella ya tiene calostro. El calostro es el ÚNICO alimento que el recién nacido requiere, ya que está perfectamente diseñado para él. El estómago del bebé es del tamaño de una canica, así que se llena con muy poco (ese dato es para aquellas personas que dicen que el bebé tiene mucha hambre y la mamá no da suficiente). 

Por: Lic. Michaela Arriaza
Educadora Prenatal/ Especialista post-parto

Artículos relacionados

Cómo elegir el mejor pañal para tu bebé?

Nuestro bebé necesita sentirse seguro

Besos y abrazos para tu bebé

La importancia del tacto en el bebé recién nacido

Los primeros días de tu bebé