¿Circuncidar o no? La decisión es suya

¿Circuncidar o no? La decisión es suya ¿Circuncidar o no? La decisión es suya

La Circuncisión en un procedimiento quirúrgico donde se remueve la capa de piel, llamado prepucio dejando la cabeza de pene o el glande permanentemente descubierto.







La decisión o no de circuncidar a su bebé le corresponde a los padres. Las principales razones para circuncidar a un hijo son por razones religiosas, por razones sociales, parecerse a su padre o hermanos, y en algunos casos la circuncisión es medicamente necesaria, por ejemplo si el bebé tiene Fimosis.


La Circuncisión se puede realizar antes o después de que la madre y el bebé se hayan ido del hospital, solamente si el bebé nació sano. Se limpia bien el pene y prepucio, se le colocan unas pinzas especiales en el pene y se extrae el prepucio. Después del procedimiento se le coloca un vendaje al pene y una cremita para evitar el roce con el pañal. Se debe usar un anestésico durante el procedimiento para el alivio del dolor, ya sabemos que los bebés sienten la sensación de dolor.

Como con cualquier procedimiento, la circuncisión tienes sus beneficios y sus riesgos. Es importarte estar bien informado acerca de estos. Los bebés circuncidados parece experimentar menos infecciones urinarias en comparación a sus contrapartes, sin embargo este riesgo es mínimo. Hay algunos estudios que demuestran que la circuncisión reduce el riesgo de cáncer del pene, una condición muy poco común. También hay estudios que han demostrado que un hombre circuncidado tiene menos riesgo de contraer el VIH (virus de inmunodeficiencia humana) de una pareja femenina infectada. Sin embargo, todavía no existe suficiente evidencia para recomendar una circuncisión rutinaria. La circuncisión ayuda también con la higiene del pene, un pene no circuncidado puede tener un acumulo del esmegma, una secreción blanca y espesa que contiene células muertas. El acumulo de esta secreción debajo del prepucio puede causar dolor e infección. Es importante enseñarle al niño no circundado como limpiarse bien para eliminar el esmegma como parte de su rutina higiénico diario.

Los posibles riesgos de la circuncisión, aunque mínimos incluyen formación de tejido cicatrizante, infección, y sangrado. En algunas instancias se remueve demasiado prepucio o no suficiente, y se tienen que hacer otras cirugías para corregir esto. En la mayoría de los casos el pene cicatriza en 7-10 días. La punta del pene permanece roja y puede tener una secreción amarillenta, generalmente, esto es normal. Es necesario curarlo cuando al bebé se le cambia el pañal y ponerle un vendaje limpio, limpie el área con agua esterilizada y jabón líquido. Señales de posible infección son enrojecimiento que no mejora, hinchazón y secreciones que forman una costra. Es importante llamar a su médico para informarle de estos síntomas.

La circuncisión es un procedimiento electivo, al ser electivo es posible que su seguro no lo cubra al menos que sea medicamente necesaria. El cuidado del pene no circuncidado es muy sencillo. Simplemente limpie el pene con agua y jabón suave, no es necesario desplazar el prepucio en los niños, es posible que el prepucio no se pueda retraer completamente hasta los 3-5 años, esto es normal, forzarlo podría causarle mucho dolor al niño e incluso puede sangrar. A medida que el niño crece se le puede enseñar cómo mantener el pene limpio e higiénico.

Recuerde que circuncidar a su hijo es un proceso electivo, elegido por Ud. Si tiene alguna pregunta o duda, debe de hablar con su proveedor medico durante el embarazo para tener suficiente tiempo para tomar una decisión informada.

Por: Lic. Michaela Arriaza
Educadora Prenatal/ Especialista post-parto