Mi Embarazo

¿Qué significa el llanto del recién nacido?

¿Qué significa el llanto del recién nacido?

 

 

 

 

 

El llanto del recién nacido, es la perfecta señal porque es automática. El llanto es un reflejo que tiene el recién nacido para avisarle a su madre o cuidadores que tiene una necesidad. Como es un reflejo, el recién nacido inhala aire, seguido por exhalación de aire brusco por las cuerdas vocales, esto hacen que vibran y resulta en un llanto. El llanto se produce fácilmente y es suficientemente molesto para alertar a la madre para que trate de satisfacer su necesidad.

Tipos de llantos en el bebé: claves para identificarlos

El llanto del recién nacido es una señal para comunicarnos que él tiene una necesidad real, ya sea hambre, que se siente solo, su pañal está sucio, o quiere estar cargado. No es una forma de manipulación, él bebé no tiene la capacidad de razonar que va a llorar para que su cuidador venga, sino él bebé siente una necesidad real y llora, así de fácil.

¿Qué pasa si decidimos ignorar el llanto de nuestro bebé recién nacido?Se crea una situación de perder/perder. Un bebé de personalidad más placido simplemente dejara de llorar, se vuelve introvertido, se da cuenta que no vale la pena llorar por ende puede llegar a pensar que el no vale la pena. Este bebé puede perder la motivación de comunicarse con sus padres porque duda de su habilidad de comunicar sus necesidades. Un bebé con una personalidad más persistente, puede escalar su llanto convirtiendo este en un sonido más inquietante y puede llorar por mucho tiempo. Como madre o cuidador, te puedes desensibilizar al llanto del bebé y tratar de enseñarle al bebé que solamente reaccionas cuando este está tranquilo, pero así él bebé aprende a siempre estar en un estado inquieto. O puedes tomar él bebé en brazos y cuando se calme volver a ponerlo en su cuna, porque todavía no es “hora de comer, jugar, etc”. Cuando él bebé empieza a llorar otra vez el cuidador se frustra porque este volvió a llorar y él bebé aprende que sus necesidad nos molestan.

¿Llanto inconsolable?, ¡Chequea sus oídos!

En todas estas situaciones pierde él bebé y perdemos nosotros. Él bebé pierde porque entiende que sus necesidades no son importantes. Su llanto (su voz) no tiene ningún valor o es incapaz de comunicar correctamente, y por ende estos bebés se convierten en niños con bajo autoestima e inseguros. El adulto pierde porque no está aprovechando la oportunidad de conocer la personalidad del bebé y de brindarle seguridad a este nuevo ser humano.

Si la madre o el cuidador responde rápidamente al llanto del bebé recién nacido, este aprenderá que la próxima vez no tiene que llorar tan desesperadamente y aprenderá a llorar de una manera menos intensa porque sabe que su cuidador viene. Si se reconoce el llanto del bebé recién nacido como una señal a la que hay que responder y no como un mal hábito que hay que corregir, el adulto se volverá más sensible a las necesidades del bebé.

Nuestro bebé necesita sentirse seguro

En 1972, Bell y Ainsworth realizaron un estudio para probar la teoría que si la madre responde al llanto de su bebé, este se malcriaría. El primer grupo de madres dejaron a sus bebés llorar, y el segundo grupo respondía inmediatamente, al llanto. Sus resultados encontraron que los bebés del segundo grupo, en vez de estar “malcriados”, lloraban menos al cumplir el año, estos niños aparentaban estar mejor vinculados a sus padres y desarrollaron mejores habilidades de comunicación. Cuando se le respondía rápidamente al llanto del bebé, estos lloraban 70% menos.

Él bebé recién nacido llora, y es nuestro trabajo de responder rápidamente, esto le da seguridad al bebe en su nuevo mundo. No tomes el llanto de su bebé de manera personal, no siempre sabremos la razón por el llanto, pero mientras tratemos de calmarlo y mientras la madre se mantiene relajada, poco a poco él bebé ira aprendiendo que ella o cuidador es su mayor seguridad.

Por: MichaelaArriaza
Educadora Prenatal/ Especialista post-parto

Artículos relacionados

¿Cómo se comunica un bebé?

¿Cuánto tiempo debo cargar a mi hijo?

9 Maneras de hacer sonreír a tu bebé