12 de junio, Día Mundial contra el Trabajo Infantil

12 de junio, Día Mundial contra el Trabajo Infantil

“No al trabajo infantil en el trabajo doméstico”


Este año el Día mundial contra el trabajo infantil dirige nuestra atención especial hacia los niños que se ven obligados a realizar trabajos domésticos para terceros, especialmente expuestos a violaciones de sus derechos humanos fundamentales.

Sus especiales circunstancias (esclavitud, extrema necesidad, explotación, etc.) involucran en el trabajo doméstico a estos niños mucho antes de alcanzar la edad legal mínima para el trabajo. Sin embargo, precisamente por tratarse de niños, es más fácil la ocultación de estas situaciones y se mantiene su invisibilidad.

Las últimas cifras estiman que 215 millones de niños son víctimas del trabajo infantil y 115 millones de estos niños están en trabajos peligrosos. Los estados miembros de la Organización Internacional del Trabajo han fijado la meta de eliminar las peores formas de trabajo infantil para el año 2016. Para lograr este objetivo se requiere una mayor escala de esfuerzo y compromiso.

En este 2013, la OIT propone concentrar esfuerzos en reclamar reformas legislativas y políticas que garanticen la eliminación del trabajo infantil en el trabajo doméstico, y el establecimiento de condiciones de trabajo decente, así como la protección adecuada para los jóvenes trabajadores domésticos por encima de la edad mínima legal de admisión al empleo.

En el Día mundial contra el trabajo infantil de 2013 se hace un llamamiento en favor de:
  1. La realización de reformas legislativas y la aplicación de políticas que garanticen la eliminación del trabajo infantil en el trabajo doméstico, y el establecimiento de condiciones de trabajo decente, así como la protección adecuada para los jóvenes trabajadores domésticos por encima de la edad mínima legal de admisión al empleo.
  2. A ratificación por los Estados Miembros del Convenio de la OIT núm. 189 sobre el trabajo decente para las trabajadoras y los trabajadores domésticos y su aplicación junto con los Convenios relativos al trabajo infantil (Convenio núm. 138 sobre la edad mínima de admisión al empleo y el Convenio núm. 182 sobre las peores formas de trabajo infantil).
  3. La toma de medidas para promover el movimiento mundial contra el trabajo infantil y fortalecer la capacidad de las organizaciones de trabajadoras y trabajadores domésticos para abordar la cuestión del trabajo infantil.