Nutrición

Aceite de Oliva: del mediterráneo a tu mesa

Aceite de Oliva: del mediterráneo a tu mesa


Tips para compar el mejor


La escasa información que poseemos sobre este aceite, nos hace pagar mucho dinero por productos mezclados con aceite de mani y soya, con un ligero toque de oliva para saborizar, lo que nos impide disfrutar de las propiedades naturales y la calidad del autentico aceite mediterráneo.

La información ofrecida por el Supermercado Nacional es una completa guía sobre una de las grasas naturales más consumidas a nivel mundial. Compartimos con ustedes algunos tips sacados de esta publicación:

Cuidado con los engaños: Debe quedarte claro que para conservar sus propiedades nutricionales y sabor, el aceite de oliva no debe recibir ningún proceso de refinado, adivitos, conservantes, preservantes, ni mezcla de otros aceites.

Procedencia: Como el buen vino, la procedencia del aceite de oliva es vital para determinar su calidad. El italiano es considerado el aceite más exquisito, seguido del español, francés, griego, australiano y californiano.

El extravirgen es el mejor: es el único aceite que se obtiene del simple prensado de la fruta, perfecto para aliñar, cocinar y, contrario a lo que muchos creen, también para freír.

El aceite caduca: contrario al vino, se especifica en el encarte del Nacional, el aceite de oliva pierde sus propiedades y sabor con el tiempo.

Más dorado, más dulce: el color y el sabor dependen de la maduración de las aceitunas, los menos dorado y secos provienen de las aceitunas más verdes.

Es más saludable: Según dicen los expertos, junto al pescado, frutos secos, pan y vino, el aceite de oliva es el responsable de que los habitantes de la región mediterránea tengan menos incidencia de obesidad, enfermedades del corazón, colesterol y diabetes.

¿Cómo debes conservarlo?

- Los cambios de luz y temperatura afectan su color y sabor: Evita los lugares calientes o muy fríos y No expongas la botella a la luz del sol.
- Consérvalo en un botella tapada y ciérrala después de cada uso, el aire también cambia su sabor.
- No lo guardes por más de 12 meses, si bien no afectará tu salud, su sabor, propiedades alimenticias y presentación no serán las mismas.
- Bota los residuos de tu aceitera y lávala con agua caliente para volver a llenarla.