Nutrición

Los niños gordos no son más saludables

Los niños gordos no son más saludables

 

 

 

La vieja concepción de que la gordura es sinónimo de salud ha sido duramente rebatida por los especialistas en nutrición, que hoy advierten sobre los serios problemas que provoca al organismo el exceso de peso, en especial a los niños.


Un informe de la Organización Mundial de la Salud cataloga a la obesidad como la epidemia del siglo. Más de mil millones de personas en el mundo padecen esta condición, una alarmante cifra que la equipara con las peores enfermedades epidémicas de la historia. Los pequeños ocupan un lugar importante en esta preocupante estadística.

La obesidad infantil puede acelerar la pubertad

La obesidad infantil: la enfermedad de los tiempos modernos

Cuando un niño tiene un 20% más del peso estipulado como normal para su edad está en sobrepeso, si sus medidas están por encima de ese 20%, entonces decimos que está obeso.

Según el libro * “Sobrepeso y obesidad infantil”, de la doctora Jordina Casademund, un niño llega a convertirse en obeso por múltiples causas, como son: malos hábitos nutricionales, desórdenes en la alimentación, sedentarismo o por causas genéticas.

La obesidad es considerada una enfermedad por los múltiples problemas que causa al organismo humano, entre los que se cuentan: hipertensión, diabetes, retención de líquidos, afecciones cardíacas, etc.

¿Cómo ayudar a mi hijo con sobrepeso?

La doctora Jordina Casademund ofrece unas interesantes sugerencias para combatir este flagelo:

Comidas balanceadas y equilibradas: vitaminas, minerales, carbohidratos, proteínas y grasas en las cantidades requeridas para el sano desarrollo del organismo.
Eliminar o reducir la ingesta de comida chatarra: snack empaquetados, productos con conservantes y colorantes, salsas, refrescos, productos fritos o grasosos.

Una lonchera rica y saludable: menú variado para toda la semana

Reglas en el hogar: los padres deben ser firmes a la hora de imponer un régimen alimenticio sano para los pequeños y predicar con el ejemplo. Si al niño en sobrepeso le han recomendado no comer pizza, hamburguesa o pollo frito estos alimentos no pueden entrar a la casa.

Ejercitarse: la falta de actividad física aumenta las posibilidades de que tu niño padezca de sobrepeso. Incluir una rutina de ejercicios que ayuden a que el niño queme grasa acumulada debe ser una prioridad.

Beneficios de las actividades extraescolares

Otro texto recomendado

El libro titulado: “Cómo ayudar a su hijo con sobrepeso”, de Karen Sullivan, traza algunas pautas para enfrentar la obesidad infantil.

Proporcionar una variedad de alimentos que contengan las proteínas, vitaminas y minerales esenciales para su crecimiento. La dieta debe incluir cereales y carbohidratos, como son: pan, arroz, pastas, patatas y legumbres. La proporción en que deben ser consumidos estos nutrientes es de, por lo menos, menos un 60%. para una sana alimentación

Guía de nutrición para los más pequeños


* Nota: Estos textos puedes conseguirlos en la Librería Cuesta

Artículos relacionados

Cereales integrales previenen la obesidad y disminuyen el riesgo de contraer cáncer

Frutas y verduras, imprescindibles para los niños

Incluir verduras en la dieta de nuestros hijos