Nutrición

Una lonchera rica y saludable: menú variado para toda la semana

Una lonchera rica y saludable: menú variado para toda la semana

Según nos dice la experta en control de calidad, Katiuska Vicioso, una lonchera debe tener alimentos frescos, variados y nutritivos que permitan al niño reponer las energías que se consumen durante las primeras horas de estudios.

Una merienda nutritiva es rica en: Proteínas (alimentos de origen animal como el queso, huevo, carne), Carbohidratos (pan, cereales, papa, plátano verde, yuca, nueces, maní, etc.), Vitaminas y minerales (jugos, frutas, vegetales) y Grasas. Margarinas, aceites, preferiblemente de oliva, maíz o girasol.

Frutas y verduras, imprescindibles para los niños

Prestando atención a estas recomendaciones, te presentamos un menú variado que puedes enriquecer añadiendo otros alimentos sanos y frutas de temporada.

La lonchera de los chiquitos.

Para ellos alimentos fáciles de llevar a la boca y digerir. La presentación es muy importante, dentro de la lonchera colócale servilletas de colores, corta en trocitos pequeños todos los alimentos duros y dale una forma divertida (triangulito, carita feliz, estrellas, etc.)

Lunes: Una porción de Cereal / leche o jugo de manzanas / guineo o uvas.

Martes: Lechosa picada con mermelada o miel/ una porción de cereal / leche.

Miércoles: Puré de papá con queso/ jugo de limón/ Pina con miel.

Jueves: Melón/ Jugo de Naranja / 2 paquetes de Galletas / 1 huevo hervido o queso.

Viernes: Sandwichitos de queso (pan suave y cortados en triangulitos para que se lo coman más fácilmente)/ jugo de piña / manzana picadita.

La importancia de la merienda

Otras opciones: Jugo de avena con naranja y zanahoria, bizcochos y compota de frutas. Si en el colegio te dan espacio para guardar en la nevera: Yogurt, Harina de trigo, maíz, avena y jugos naturales con leche. Si tu niño come mucho, piensa en los purés de víveres criollos.

El Lunch de los grandecitos

La palabra clave es sabor. No por saludable la comida debe ser sosa. Eso sí, los envases tienen que reflejar la personalidad de quien los lleva, si quieres que tu hijo pre-adolescente acepte su lonchera olvídate de las cantinitas de la abuela.

Lunes: Sándwich de Jamón y Queso / Jugo de Naranja / Manzana
Martes: 1/2 porción de mangú (puré) de plátano verde con queso / jugo de limón / melón picadito con miel.

Miércoles: 2 empanadas horneadas hechas en casa, rellenas de carne o queso/ uvas / jugo de naranja.

Jueves: Sándwich de pollo o queso / Yogurt / Piña picada con miel / Jugo de manzana

Viernes: Pan con mermelada / ensalada de frutas / Leche o jugo.


Otras Opciones.

Ensalada de Frutas.
Hamburger con carne preparada en casa, lechuga y tomate.
Cereales listos para comer.

Puré de papa, yautía blanca y amarilla o yuca.

Jugos combinados.

Recuerda:
La merienda contribuye a la nutrición pero no es un sustituto del desayuno.
En la lonchera no deben faltar los refrescos naturales y el agua. Los niños y niñas se deshidratan y necesitan recuperar toda su energía y vitalidad. Aunque con el cambio de temperatura los jugos naturales pierden sus propiedades vitamínicas, siguen conservando lo carbohidratos y electrolíticos (sodio, potasio) o hidratantes que compensan está perdida y refrescan a los pequeños. Lavar la lonchera por dentro y todos los utensilios de la merienda de los niños diariamente.
Las porciones de alimento deben ser pequeñas, ten en cuenta que la hora de la comida está cerca.

Desayunar en familia fomenta la unión Familiar

Lo que no debe tener una lonchera:

Gaseosas o bebidas carbonatadas Comidas fritas empaquetadas Golosinas Comidas ricas en calorías y grasas Golosinas Mayonesa, mostaza u otras salsas. Se descomponen fácilmente.

¿Comida chatarra? Conviértala en nutritiva

Artículos relacionados

Nutrición desde la Infancia a la Adolescencia

La importancia de la alimentación en la vida escolar

¡Quiero más!: Consejos y recetas para que los niños coman de todo

¿Cómo organizar el menú de nuestros hijos?