Nutrición

Crepes de Pollo y Espinacas: cena rápida y nutritiva

Crepes de Pollo y Espinacas: cena rápida y nutritiva

Si estas buscando una cena rápida y nutritiva para tus hijos, ahora que estarán más tiempo en casa, te presentamos esta deliciosa receta que puedes preparar con la ayuda de tus hijos. Esta fina masa, que sirve de base a numerosas recetas permite elaborar tanto platos dulces como salados.


Esta es una forma de que los niños coman verdura casi sin darse cuenta, ya que son mezclados con ingredientes de su agrado. ¡Que los disfrutes!

Crepes de pollo y espinacas

Ingredientes:

Para la masa:

1/2 litro de leche
250 gr de harina
4 huevos
Sal (1 cucharada de café)

Para el relleno:

Harina (3 cucharadas)
Leche
1 nuez de mantequilla
200 grs. espinacas congeladas
100 grs. pechuga de pollo
50 grs. queso parmesano

Preparación:

Empezamos la elaboración de la masa poniendo en el vaso de batidora la leche, los huevos y la sal, y vamos añadiendo poco a poco la harina mientras batimos con las varillas. Es importante que no quede ningún grumo, así que si observamos que no queda una masa homogénea es conveniente cernirla.

Dejamos reposar media hora antes de empezar a hacer las crepes.

Mientras vamos preparando el relleno, para ello preparamos una bechamel espesa con mantequilla, harina y leche entera.

Salteamos las espinacas con aceite y ajo, y mezclamos con la bechamel. Ponemos sal al gusto y reservamos.

En una sartén, con poco aceite, hacemos las pechugas de pollo a la plancha, cortamos en trocitos pequeños y mezclamos con la bechamel y las espinacas. Le damos el toque al relleno añadiendo queso parmesano.

Para hacer las crepes, untamos una sartén mediana con un poco de aceite y calentamos. Echamos la cantidad necesaria de masa para cubrir el fondo de la sartén (lo que cabe en un cucharón de sopa). Cuando esté cuajada le damos la vuelta ayudados de un tenedor o espátula, hasta que dore por el otro lado.

Para terminar, rellenamos con la crema y doblamos en cuatro, como si fuese un pañuelo y listo.

Recuerda que la cocina se hará más divertida para tus peques en la medida en que los involucras y los haces “tus ayudantes”.