Nutrición

Croquetas de zanahorias

Croquetas de zanahorias

Unas deliciosas croquetas para que los peques de la casa coman verduras de una manera bien divertida.


Tus hijos disfrutaran al comérselas por que además de ser ricas tienen forma de zanahorias y querrán comerlas a menudo.

Esta es una nueva manera de aprovechar todos los beneficios de la zanahoria que contiene vitaminas, minerales y elevadas cantidades de betacarotenos que son estupendos para la piel y la vista.

Así de una manera fácil y con unos ingredientes muy económicos y tradicionales vamos a hacer una cena rica y muy divertida.






Ingredientes:


(Para la bechamel)

1 cebolla mediana
2 zanahorias grandes
30 gr de aceite de oliva
55gr harina
300gr de leche
1 pica de sal, pimienta y nuez moscada

(Para el rebozado)

Harina
1 huevo
Pan rallado
Aceite (para freír)

Preparación:

1) Picar la zanahoria muy fina a mano o con una picadora.

2) Picar la cebolla y en una cazuela con aceite, rehogarla hasta que esté bien pochada (semitransparente), tardará unos 7-10 minutos.

3) Añadir la zanahoria, cocinar unos 5-7 minutos más.

4) Incorporar la harina a la cazuela y rehogarla 5 minutos removiendo constantemente con una cuchara.

5) Agregar la leche tibia, la sal, la pimienta y la nuez moscada y programar y remover con unas varillas constantemente a fuego medio hasta tener una textura homogénea y espesa.

6) Verter la bechamel en una placa, colocando papel de aluminio directamente encima de la superficie y llevar a la nevera por un mínimo de 4 horas.

7) Cortar en triángulos con forma de zanahoria, pasar por harina, huevo y finalmente por pan rallado, freír en aceite bien caliente. Dejar enfriar, formar las croquetas, pasar por huevo y pan rallado y freír en aceite bien caliente, dejándolas escurrir en papel absorbente.

8) Presentar con una hojita de perejil encima.