Organización

¿Cómo decorar una habitación compartida?

¿Cómo decorar una habitación compartida?


A veces, la casa no tiene suficiente espacio para que nuestros hijos tengan una habitación cada uno y deben compartirlas. Las habitaciones compartidas siempre resultan más difíciles de decorar que un dormitorio individual, debes tener en cuenta, además de los gustos, la edad de los niños.


Colocar a dos niños o dos niñas en una sola habitación, es siempre la solución más fácil y práctica, sobre todo cuando se trata de acondicionar y decorar el espacio. Sin embargo colocar una niña y un niño en la misma habitación, es una situación muy distinta. Los niños por lo general necesitan ambientes duraderos y resistentes, mientras que las señoritas prefieren algo más suave que exprese su femineidad. Hay algunos trucos y consejos que puedes aplicar para crear una habitación atractiva (y cómoda), tanto para una niña como para un niño.

Consejos para decorar una habitación compartida y que ambos niños queden contentos:

1. Agrega todo lo que necesites para darle la mayor privacidad a cada niño. Esta es una necesidad en cualquier dormitorio compartido, pero más aún cuando pertenece a una niña y a un niño. Por ejemplo, utiliza dos estantes colocados espalda con espalda para proporcionar espacio de almacenamiento y al mismo tiempo, suficiente privacidad.

2. Coloca sabanas o telas sobre camas con dosel para crear espacios separados y privados para cada niño. Utiliza sábanas más grandes que la cama de modo que cuelguen a los lados proporcionando una mayor cobertura. Elige sábanas de los colores favoritos de los niños; o bien, consigue un lienzo amplio o tela con imágenes de jugadores de béisbol para el niño e imágenes de hadas para la niña, por ejemplo.

3. Divide la habitación en la parte del medio con muebles o cortinas. Decide qué niño tendrá cada espacio. Deja que cada uno escoja los colores y diseños para su área personal. O bien, utiliza un diseño que pudiera gustarle a la vez a ambos. Los ejemplos pueden ser un tema con vaqueros y vaqueras, princesas y caballeros (con dragones), o la luna / las estrellas y el espacio exterior.

4. Planifica un espacio abierto en la habitación para que funcione como zona de juegos. Se supone que la niña y el niño deberían poder compartir el espacio en común. Si no es así, divídelo con cortinas o incluso con muebles.

Habitacion 007.jpgHabitacion 003.jpgHabitacion 004.jpgHabitacion 008.jpgHabitacion 000.jpghabitacion 001.jpg