Organización

Ideas para decorar la habitación de tus grandecitos

Ideas para decorar la habitación de tus grandecitos


Cuánto nos deleitamos las madres arreglando la habitación para la llegada de nuestros bebés y cuánto disfrutamos redecorándola después con sus motivos infantiles favoritos. Sin embargo, cuando hablamos de decorar la habitación de un hijo adolescente el tema se vuelve un dolor de cabeza para muchos padres quienes no logran crear un espacio que satisfaga las expectativas de sus hijos y las propias.

Esta tarea no tiene por qué ser un proceso traumático, ni para el joven ni para los padres. Antes que nada, debemos comprender que cuando llega esta edad, nuestro adolescente necesita sentir que tiene un espacio propio que le “pertenece”, del cual pueda sentirse orgulloso cuando recibe a sus amigos, y en el que pueda encontrar un refugio cuando siente la necesidad de distanciarse del mundo. Sólo debemos hacer el ejercicio mental de recordar nuestra propia adolescencia.

La fórmula del éxito es simple y sencilla: pregúntele a su hijo lo que quiere, déle participación y pida su opinión en todo detalle. Olvidémonos de nuestros propios gustos y respetemos los suyos.

Tenga en cuenta que el lugar, por lo general, no será usado sólo para descansar y que necesitará un espacio adecuado para estudiar. Así, si el dormitorio no es muy grande, lo ideal es optar por camas que se incrustan en las paredes o camas altas que dejan en la parte inferior lugar para un escritorio. Pero, si cuenta con el espacio suficiente, puede colocar un escritorio (si es cerca de la ventana, mejor) y transformar ese rincón en su área de estudio.

En cuanto a color de la pintura, se pueden utilizar tonalidades más vivas que hagan juego con toda la energía que tiene su hijo. La decoración principal de las paredes puede estar basada en pósters de sus artistas o atletas favoritos. A esta edad sus gustos cambian constantemente, ya que van en busca de su propia identidad, por lo que les sugiero que utilicen materiales como cintas adhesivas o clavos invisibles para no maltratar las paredes con los cambios constantes. Una buena idea es conseguir portarretratos de pared para que ellos mismos puedan bajar sus imágenes favoritas y cambiarlas fácilmente cuando deseen.

Recuerde que el orden no está entre las principales características de un adolescente, así que asegúrese de equiparlo con cajas de almacenamiento y cestos para ropa, donde pueda guardar sus pertenencias, dejando la habitación organizada rápidamente.

Y sobre todo no vea este proyecto como un desafío, sino como una oportunidad más de compartir y compenetrarse con su hijo.

Por: Maribel Casás de Sol Espacios ADQA2