Organización

¿Cómo lavar las cortinas?

¿Cómo lavar las cortinas?


Nos pasamos el día pendientes de tener la ropa perfecta, hacer la colada, pasar la aspiradora, pero no siempre recordamos que las cortinas también es necesario lavarlas. Por pereza o bien porque no sabemos exactamente cómo tenemos que hacerlo, lavar estos textiles es una tarea que aparcamos a menudo. Hoy queremos que sepas cómo tienes que lavar las cortinas para que queden perfectas.


Lo que debes saber...

Telas:
 no todas las telas permiten un lavado en casa, debemos conocer bien cuál es el material.

Sol:
el efecto del sol consigue que el material se torne más frágil por lo que no será recomendable lavarlas en casa si ya están muy desgastadas.

Lavadora:
hay que usar siempre agua templada, un detergente suave y programas que no sean agresivos.

Es obvio que dependiendo de las telas, el material y la confección de las cortinas debemos lavarlas de una manera o de otra. Las cortinas están expuestas constantemente a la acción del sol, del polvo y la suciedad y si no las cuidamos como es debido pueden durarnos mucho menos de lo que nos gustaría.

Conocer bien las características de nuestras cortinas

Siempre es mejor contar con tonos claros que con el efecto del sol perderán mucho menos color que si elegimos colores oscuros. En cuanto a los materiales el acrílico y el poliéster siempre resisten mucho más que el algodón, el rayón o los acetatos.

Antes de ponernos manos a la obra con el lavado de nuestras cortinas debemos conocer las características de estas, mirar bien en la etiqueta si son lavables o si están compuestas por diferentes tejidos comprobar que todos son lavables, porque es posible que algunos lo sean y otros no y acabe encogiendo parte de ellas.

Si llevan mucho tiempo soportando el efecto del sol es probable que se hayan debilitado y lavarlas en casa no será una buena opción porque pueden romperse.

Si la cortina tiene algún tipo de forma determinada también puede estropearse si la metemos en la lavadora, así que habrá que tener cuidado.

Remojarlas antes de lavarlas

Si has comprobado que las cortinas que tienes en casa son lavables podrás ponerte manos a la obra. Solo tendrás que quitar todos los ganchos y aquellos materiales que no deban lavarse en la lavadora. Pon agua templada, un detergente suave y un programa en la lavadora que no sea demasiado agresivo.

Para no tener que plancharlas, según las saques de la lavadora podrás colgarlas y del propio peso estirarán y quedarán perfectas cogiendo de nuevo su forma.

Si las cortinas tienen demasiada suciedad lo mejor es ponerlas en remojo previamente al lavado en máquina para que el resultado sea excepcional.

Fuente. www.hogar.mapfre.com