Organización

Engalana tu mesa sin olvidarte de lo funcional

Engalana tu mesa sin olvidarte de lo funcional


Los centros varían de acuerdo al tipo de cena: de gala, informal, tradicional o contemporánea. Puedes fijar el centro de atención de la mesa en torno a los platos principales o colocar centros con diseños florales, adornos navideños forrados con luces, candelabros, velas y velones envueltos en lazos y follaje e incluso canastas de mimbre con frutas de temporada son opciones interesantes
.


Para las grandes celebraciones la tendencia en los centros de mesa son los envases de cristal, con enormes arreglos florales, frutos, luces e incluso bolas de crista. También las versiones en rojo y verde de los árboles de navidad.

Para los centros de mesas se puede ser muy práctico, una jarra vieja o pirex en buen estado, que puedes usar como florero o con frutas y hierbas mezcladas con velas.

Ciertos centros de mesa son muy grandes, lo que dificulta que los invitados puedan verse las caras y conversar. En estos casos, algunos expertos sugieren poner el adorno principal en la corona de la mesa y eliminar este puesto.

Si no te crea inconvenientes con el espacio podría ser una interesante solución como vemos en la imagen. Sin embargo, lo ideal es que el centro y los adornos de la mesa tengan un diseño bajo.

En el caso de las velas y flores, no pueden tener olor pues interfiere con el aroma de los platos, parte importante del placer de una buena cena.

No tiendes idea que hacer: Rellena un jarra de cristal con frutos secos, manzanas o peros, colócala sobre un bonito plato, hazle un lazo rojo en el tope o bien ponle una guirnalda o follaje en al base y listo. Otra opción es utilizar velas con tubos de lámparas de gas.

Busca una fuente plateada y coloca dentro las clásicas bolitas de navidad, algunas brillantes y otras mate, de diferentes tamaños. Quedará muy elegante y si bien el rojo es el color que queda más bonito, podemos también hacerlo con bolitas doradas o verdes. No te recomendamos plateadas, ya que no habrá contraste entre la fuente y los adornos, por lo que el centro no se lucirá.