Organización

12 Reglas de Oro para comprar en el supermercado

12 Reglas de Oro para comprar en el supermercado


Planificar por anticipado tus compras en el mercado o supermercado te asegura que habrá suficiente espacio de almacenamiento en la nevera y la despensa, y que no te llevarás productos perecederos que ya tienes en casa.

Te ofrecemos estas 12 reglas de oro para optimizar el rendimiento en el supermercado, estirar el presupuesto al máximo  y hacer compras de mayor calidad.

- Durante la compra se deben separar en el carrito las carnes, las aves, los pescados y mariscos crudos de otras comidas.

- También colocar a parte los enlatados y productos de higiene de la familia y el hogar.
Lo alimentos fríos se compran al final, pues estos  necesitan ser  llevados inmediatamente a casa y guardados en la nevera.

- Si vas siempre al mismo supermercado establece una ruta y sigue este mismo orden cada vez que vayas, así evitarás que se te olvide algo.

- Dedica un par de horas a confeccionar una lista de lo que usualmente compras, tener este referente te ahorrará tiempo que puedes invertir en la selección de los productos de mayor calidad y mejores precios.
Lo ideal es hacer compras dos veces al mes, pero esto dependerá del espacio que dispongas para almacenar los alimentos, el número de miembros de tu familia y tus posibilidades económicas. En todo caso, siempre es más barato comprar en grandes cantidades que volver varias veces al súper a comprar en detalle.

- Verifica que el precio puesto en la góndola corresponda al producto, en mucha ocasiones lo anunciado en el mostrador está colocado varios pasos más delante de donde colocan el precio.
Verifica las fechas de vencimiento de cada producto envasado, así como el aspecto y color del embase, si se ve viejo, adulterado o muy deteriorado selecciona otro que este en mejores condiciones e informa al encargado del área.

- Al comprar, además, observar que:Algunas personas optan por llevar una calculadora a fin de no excederse de su presupuesto, si no eres de esos, con una lista y algo de planificación podrás hacer un estimado de cada compra.  Revisa siempre tu factura y si notas que ha subido demasiado con relación a la compra anterior, no temas en solicitarle a la cajera que revise nuevamente. 

Las frutas y verduras estén en buen estado.
Las carnes sean frescas, de buen aspecto, color y olor.
Los pescados tengan escamas firmes y ojos brillantes.
Los huevos tengan la cáscara intacta.

- Si no estás seguro del costo de algún artículo pregúntale a un empleado o utiliza el lector de precios.
- Cuidado con los especiales: procura que lo que vas a comprar en especial sea algo que realmente necesitas y  que esté en buenas condiciones. Recuerda también que los especiales tienen fecha límite, cerciórate que no haya concluido la oferta antes del llevarlo al carrito.