Organización

Aprende a tener un buen control familiar

Aprende a tener un buen control familiar

 

Todos nos quejamos del sueldo, pero a veces no es tanto lo poco que recibimos sino lo mal que empleamos los recursos. En crisis o no en crisis…llevar un presupuesto familiar siempre será importante para tener buen control financiero del hogar. Analiza tu presupuesto detalladamente, te enseñamos como hacerlo.

¿Cómo elaborar un presupuesto familiar?

¿Por dónde empezar?

1.-Si no lo tienes, el primer paso es hacer un presupuesto y seguirlo a conciencia.

Conoce ¿cuáles son tus son tus ingresos fijos? esta es la cantidad de dinero con la que cuentas todos los meses. Y¿cuáles son tus gastos? Arma un listado completo y claro de cuánto dinero destinan a alimentos, a salud, a servicios, mantenimiento del auto, compra de ropa, pago de alquiler, préstamos y gastos de la casa.

¿Qué tomar en cuenta para hacer un presupuesto financiero familiar?

2.- Revisa como gastan cada peso. Calcula qué porcentaje de los ingresos representa cada uno de esos grandes rubros de gastos. Llegado este punto vas a notar si con todos esos gastos llegas o no a cubrir el 100% de los ingresos.


Toma en cuenta que los gastos ocasionales como visitas de último minuto al súper, regalitos para los abuelos, comidas fuera de casa, también cuentan.

¿Cómo evitar los escapes en el presupuesto?

3.- Como pagas. ¿Efectivo, tarjeta de débito o de crédito? ¿Cuántas veces recurres a pedir prestado o tomar los ahorros para terminar de cubrir los gastos?¿ regularmente debes pagar penalidades en tu tarjeta de crédito e intereses por pagos atrasados?

Conocer tus medios financieros y las formas en que habitualmente pagas te permitirá ver claramente ventajas y desventajas, de acuerdo a cuál sea el rubro en que lo uses: por ejemplo, ciertos servicios resultan más económicos si son abonados con débito a una tarjeta (algunos tienen descuentos y planes más cómodos), por su fecha de vencimiento en otros casos no resulta conveniente agendar ciertos pagos automáticamente pero sí abonar en efectivo, etc.

4.-¿Y los ahorros?: pregúntate si ahorras cada mes, cuánto, y también sí podrían ahorrar más. Para esto es que te sirve haber notado los pequeños gastos invisibles: nadie dice que no puedas darte gustitos, que no vayan a comer a restaurantes ni nada por el estilo, pero esposible que entre algunos de esos gastos haya algunos superfluos o mal realizados.

Artículos relacionados

No estas donde quisieras estar?

¿Cómo lograr una economía familiar sana?

¿Como podemos salir de las deudas?