Organización

Consumo positivo vs consumismo

Consumo positivo vs consumismo


Este es un tema clave para los padres de familia. Debemos primero desprogramar la idea de nuestra mente de que consumir es malo, y que cuando nuestros hijos reciben el bombardeo de los medios de comunicación y dicen “yo quisiera esto” o “Papi, cómprame tal cosa” no significa que son consumistas desmedidos, sencillamente expresan un deseo de algo que quisieran tener aunque no están seguros si lo necesitan en verdad.


La mejor manera de enseñar a nuestros hijos a ser consumistas inteligentes es con el ejemplo que ven en nosotros, cómo nos comportamos cuando vamos de “shopping” con ellos o solos, cuáles son nuestros comentarios cuando vemos las revistas de especiales que publican los periódicos o anuncios en televisión, pues probablemente la conducta que ellos siguen, es la que están viendo en nosotros expresada de una manera más “madura” o menos “infantil”. Enseñarles a que ellos mismos analicen si “necesitan” eso que quieren, si es una “prioridad” o si es “indispensable” en ese momento, es algo que los va a ayudar a evaluar por ellos mismos si realmente vale la pena comprar algo.

Por otro lado, el desarrollar en nuestros chicos una cultura de ahorro es muy sano, sobre todo cuando ese ahorro no les ha sido fácil reunirlo, han tenido que esforzarse haciendo “tareas” especiales, “ayudando” en casa; entonces, si les cuesta, lo pensarán dos veces antes de gastarlo en cualquier capricho.

Para finalizar, cuidado con caer en el otro extremo cuando ellos quieren algo y decirles cosas como “no hay dinero”, “no se puede”, “es muy caro”, “tú no sabes lo que quieres”, porque esto puede desarrollar una frustración en ellos que más adelante se desencadene en un sentimiento de culpa o en un consumismo desmedido. Y padre de familia, nunca trate de llenar carencias de cariño y tiempo de calidad con sus hijos con cosas materiales, pues eso definitivamente los llevará a ser consumistas, manipuladores y caprichosos. Seamos sabios, prudentes y honestos con ellos en lo que les compramos y lo que les permitimos comprar.

Por: Lic. Ricardo Cañas
Especialista en Motivación y Liderazgo.