Organización

Enero, un mes duro y curvero: cómo sobreponerse a los excesos cometidos

Enero, un mes duro y curvero: cómo sobreponerse a los excesos cometidos

Luego de los cantos y el encanto de la Navidad, las cuentas por pagar le aplican “La Manigueta” de Jack Veneno al 2011. Eso le pasa a miles de dominicanos año tras año. El no respetar sus límites financieros obliga a la multitud de gastadores alegres a invertir gran parte del año cubriendo los excesos cometidos en la época de fiestas.

La flojera de bolsillo provoca resaca económica, por eso enero es un mes duro y curvero en el que los cobradores empiezan su labor con el cuchillo en la boca y el entusiasmo de un niño con juguetes nuevos.

¿Se te fue la mano en diciembre? Que no te apene admitirlo, el primer paso de la recuperación es darle la cara a la realidad, sacar las cuentas y saber el monto exacto de tus compromisos económicos, es la recomendación del experto en finanzas personales César Perelló.

De acuerdo con este experto, es indispensable elaborar un presupuesto, cumplirlo al pie de la letra, tomar todas las medidas de austeridad necesarias para evitar caer más profundo en la fosa de la crisis económica e integrar a cada miembro de la familia al proceso reordenamiento de las finanzas.

En el primer taller del tercer Ciclo de Encuentros Formativos para Padres que organiza la revista Nuestros Hijos, Perelló compartió con los asistentes el mantra fundamental de una economía equilibrada: “Viva de acuerdo con sus posibilidades”.

Aunque suena tibetana, esta máxima es el secreto de grandes capitalistas como el empresario dominico-español Pepín Corripio, por citar un caso de la isla, poseedor de una enorme fortuna pero altamente prudente en materia de gastos e inversiones.

La planificación del pago de las deudas en función de los ingresos mensuales y los gastos básicos es la clave del éxito. Algunos reajustes serán necesarios, como por ejemplo eliminar consumos superfluos; reducir las partidas destinadas al ocio, recreación y los gustos (buscar opciones de entretenimiento a bajo costo); dejar a un lado cualquier actividad que implique el desembolso de recursos (excepto las básicas para la supervivencia).

Cosas tan sencillas como elaborar la lista de productos a comprar en el súper, llevar al trabajo comida hecha en casa, administrar adecuadamente el balance mensual del teléfono móvil, utilizar el transporte público en vez de pagar taxis o mejor aún caminar a pie distancias cortas y dejar el carro guardado en casa son parte de las estrategias para sortear con efectividad la crisis de año nuevo que ofrece el portal msn.com en su canal dedicado a la mujer.

Al ahorro hay que sacarle su plato aparte. Por lo menos un 10 por ciento del sueldo bruto debe estar destinado a las reservas personales aun en los tiempos de crisis.

Si estás muy sobregirado trata de buscar un acuerdo de pago con tus acreedores que se ajuste a tus posibilidades reales. Perelló recomienda dar prioridad a los préstamos pequeños, salir de estos liítos te motivará a seguir con firmeza tu plan de austeridad.