Organización

Gastos extras en colegios presionan el presupuesto familiar

Gastos extras en colegios presionan el presupuesto familiar


Además del costo de la colegiatura, los padres tienen que cubrir una serie de gastos colaterales que no forman parte del presupuesto de educación de manera formal, pero que aumentan los gastos escolares en casi un 25 por ciento.


La periodista Bethania Apolinar expone en este reportaje la cantidad de gastos escolares “extra” que tiene que asumir un padre. Pero más que quedarnos en la denuncia, el articulo es una reflexión que debería ser discutida en las Asociaciones de Padres de cada colegio pues todas estas actividades son necesarias para la formación integral de nuestros pequeños, pero es cierto que el incremento presupuestario es un dolor de cabeza para muchos tutores.

Gastos extras en los colegios privados presionan el ingreso familiar ingresos

Los gastos marginales a la tarifa mensual en los colegios privados mantienen a los padres de estudiantes abrumados y desesperados, porque alegan que se están volviendo cargas económicas insoportables para sus presupuestos.

Las exigencias que presionan aún más los ingresos familiares son diversas y van desde la celebración de los viernes de colores, paseos y excursiones, hasta la realización de ferias científicas, que se han convertido en un dolor de cabeza para los padres, especialmente los que se manejan con escasos presupuestos.

Las quejas de los tutores se han incrementado en los últimos días por la cantidad de trabajos que implican una gran inversión de tiempo y dinero cuando está a punto de finalizar el año escolar.

En algunos centros educativos privados exigen desde la elaboración de maquetas, con un costo superior a los RD$1,500, hasta trabajos de manualidades, que aparte del tiempo que requiere de los padres para su realización, amerita de un gran gasto para la compra de materiales. Hay casos de colegios que realizan remodelaciones en su planta física y obligan a los padres a hacer aportes o cubrir esas inversiones a través de rifas, bonos o dinero en efectivo.

La proximidad de las pruebas nacionales entraña también una erogación importante para las familias, ya que en algunos colegios privados exigen hasta RD$2,000 por las clínicas de estas evaluaciones. Otras actividades comunes que también implican gastos extras para los padres de familias son los denominados días de colores, donde los estudiantes deben pagar una cuota entre 10 y 50 pesos para la entrada al plantel, aparte del dinero que deben llevar los niños para la compra de golosinas.

Esta dinámica se hace con la finalidad de recaudar fondos para la graduación de los estudiantes del cuarto bachillerato.

También es común cada cierto tiempo la distribución de sobres para recaudar fondos a favor de instituciones benéficas sin fines de lucro, además de otras contribuciones de alimentos, ropas, juguetes y detergentes que se piden a los estudiantes a favor de niños pobres. Las demandas también incluyen libros de lectura que no fueron indicados en la lista original que se pidió al inicio del año escolar y que para adquirirlos muchos padres tuvieron que hacer un gran sacrificio.  

Para una familia que tiene tres hijos en colegio, cuando a cada uno le piden una obra o cuento, cuyo costo ronda los 200 pesos, representa un gasto de 600 pesos en el presupuesto familiar. Las ferias científicas representan una inversión adicional para los padres, quienes se ven obligados a cubrir los costos de los proyectos en los que muchas veces se gastan sumas que van desde RD$1,500 hasta RD$12,000.

La conmemoración de fechas importantes, como el Día de las Madres, Independencia y la Hispanidad, se han convertido en un dolor de cabeza para los padres, especialmente, los que se manejan con escasos presupuestos.

Durante el año escolar, los centros educativos también organizan excursiones y visitas a museos, parques y lugares culturales, que requieren de recursos para cubrir los gastos del transporte. Dentro de las actividades figuran también kermesse y feria, donde los estudiantes deben aportar platos asumiendo su propio costo.