Organización

¿Por qué las resoluciones de año nuevo NO Funcionan?

¿Por qué las resoluciones de año nuevo NO Funcionan?


Edgard Rodríguez, reconocido conferencista internacional, coach y motivador transformacional nos muestra en este interesante articulo como plantearnos con éxito los propósitos de año nuevo.

¿En marzo ya no te acuerdas de lo que te prometiste en diciembre? Este artículo te ayudará a cambiar.


Si eres como la mayoría de las personas, tú haces resoluciones de nuevo año cada enero y antes del día de los enamorados ya están olvidadas, le perdiste interés o motivación y por alguna razón u otra, no te duran todo el año. Si observas la palabra "resolución", significa un decreto, una decisión casi irreversible que tomas con relación a algo.

El problema es que a no ser que tú seas una persona absolutamente excelente en mantener tu palabra contigo mismo y cumplir las promesas que te haces, estas resoluciones terminan siendo palabras que se las lleva el viento. Es por esto que en vez de pensar en resoluciones, una mejor alternativa es considerar formarte metas. Formarte metas es diferente que una resolución, porque una meta, si es bien formada, es un plan con un detallado plan de acción...tú decides lo que quieres alcanzar, te mantienes ocupado tomando acción enfocada en lo que quieres alcanzar, HASTA que lo logres.

Existe algo mágico cuando paras de pensar en resoluciones y comienzas a formarte metas poderosas PERO siempre y cuando lo hagas de la forma correcta. En mi experiencia trabajando en el campo de la Superación Personal, me doy cuenta que muchas personas tienen un sentido errado de formarse metas.

Piensan que por el mero hecho de escribirlas, como por arte de magia se van a manifestar.

Te voy a mostrar como formarte metas poderosas, que te ayudarán a mantenerte enfocado hasta que las alcances.

7 Características que deben tener tus metas para alcanzar todos los resultados que buscas y hacer del 2015, un año exitoso:

1) Decide lo que quieres lograr y para cuando. Se específico y escríbelo con detalles. Si es un carro del año, ¿de qué marca?, ¿de cuántas puertas? , ¿De qué color?, ¿asientos de piel? , ¿Para qué fecha lo quieres tener estacionado en frente de tu casa?

Si no eres específico y digamos que quieres un BMW, no te sientas mal cuando lo que recibas sea un Hyundai....en 10 años!!!! Se específico con lo que quiere y para cuándo lo quieres.

2) Tu meta debe ser expresada con lo que quieres y NO con lo que tú NO quieres. Por ejemplo, si tu meta es bajar de peso, No digas: "Yo no quiero ser gordo(a)"

Tu mente NO procesa negativos, sólo imágenes. Cuando dices "No quiero ser gordo(a)", ¿qué imagen tienes en tu mente? Claro! la de una persona gorda y eso es lo que vas a seguir atrayendo a tu realidad.

En gran medida tú eres el resultado de las imágenes que guardas en tu mente. Una de las formas correctas para expresar esta meta sería: "Para Junio 25 del 2011 peso 145 libras"

3) Tu meta debe sacarte de tu lugar de comodidad. Si tu meta es muy fácil, entonces no crecerás. CUIDADO! el extremo opuesto puede ser también negativo. Hay personas que se forman metas muy altas y se pasan sus vidas en "lalalandia".

Yo no tengo problemas con pensar en grande, el hecho es que muchas personas se paralizan cuando notan que su meta es mucho más grande que ellos. Esto me trae casualmente al próximo punto:

4) Determina en qué tipo de persona debes convertirte para alcanzar esta meta.

  1. ¿Qué cualidades de carácter debes desarrollar?
  2. ¿Qué nuevos hábitos debes crear? ¿Qué nuevos conocimientos y habilidades debes adquirir?
  3. ¿Cuáles nuevas personas debes conocer?

Trabajando con mis clientes de coaching y con miles de personas en mis seminarios, aún no deja de sorprenderme el hecho de que muchos quieren alcanzar grandes logros, pero no están dispuestos a crecer.

Te voy a decir algo: No pidas carros, vacaciones, casas ni lujos... pide convertirte en el tipo de persona que atraiga estas cosas a tu vida, de ésta forma tu identidad no estará atada a lo material sino a tu grandeza. Créeme, cuando hagas esto, podrás disfrutar tus logros a cabalidad.

5) Esta meta debe apasionarte. Si el pensar en tu meta no sientes maripositas en tu estómago por la emoción que sientes por lo que vas a crear en tu vida, vuelve a escribirlas hasta que el hecho de leer y pensar en ellas te emocionen.

La mejor forma de lograr esto es escribiendo la razón por la cual quieres lograr esta meta.

6) Tu meta debe ser ecológica. Lo que quiero decir es que debes tomar en cuenta cómo serán afectadas (positiva o negativamente) las otras áreas de tu vida al llevar a cabo esta meta (tu trabajo, o negocio, tu relación familiar, tu salud, tus finanzas, etc.)

Hay muchos empresarios que alcanzan grandes metas en sus negocios, pero al final no tienen con quién compartir sus logros ya que perdieron a su pareja y la comunicación con sus hijos ya que nunca estuvieron presente...no permita que esto te pase a ti.

7) Esta meta debe ser dividida en mini-objetivos y acciones. Una de las razones más importantes por la que la mayoría de las personas no alcanzan sus metas es que piensan que son muy grandes y que nunca la podrán alcanzar.

El problema real es que no se dan cuenta que las metas son proyectos....un conjunto de mini-objetivos y acciones que cuando terminadas cumplen la meta.

Ahí las tienes. Si tus metas tienen estas 7 características, automáticamente estás separando del 90% de las personas que viven sus vidas muy por debajo de su potencial, que viven a merced de las circunstancias en vez de ser protagonistas de sus propias vidas.

Ahora bien, para colocarte en el 3% de las personas exitosas, sólo te falta un ingrediente importante donde muchos se estancan: Toma ACCIÓN!!!