Organización

¿Por qué son importantes las metas familiares?

¿Por qué son importantes las metas familiares?


Las metas y objetivos familiares son importantes porque el hombre es un ser social. La mayoría de las personas disfrutan de las cosas mucho más si lo hace junto a su familia.


Las metas familiares no deben dejarse en un segundo o tercer plano, pues su importancia es de igual relevancia y hasta mayor que las metas en el ámbito profesional, personal y de negocios.

Las familias que tienen objetivos comunes funcionan como un equipo. No importa si tienes una familia tradicional, reconstituida o si eres madre soltera. Lo importante es tener la sensación de que cada miembro es responsable del buen funcionamiento de la unidad familiar.

¿Cómo cumplir las metas familiares?

Convoca una reunión familiar. Pide a cada persona que escriba tres cosas que le gustaría cumplir durante el año, Así como un proyecto familiar que querrían ver realizado en los próximos meses.

Que cada persona lea en voz alta una de sus metas. Que explique qué pasos dará para cumplir su meta. Los demás pueden sugerir y también decir qué están dispuestos a hacer para ayudarle a conseguirlo.

Desarrollar algunos proyectos en equipo.  Hacer al menos una comida al día todos juntos. Ir de vacaciones en verano. Ahorrar para comprar algo importante para toda la familia etc.

Convierte la meta en hábito. Para poder alcanzar y mantener un objetivo no basta con hacer el esfuerzo una o dos veces. Hay que realizarlo las veces suficientes para que se convierta en hábito.

Es vital saber por qué queremos conseguir algo. Si el motivo es suficientemente apremiante, tendremos muchas más probabilidades de conseguirlo que si es por capricho.

Sé realista y no te pongas metas imposibles.

Visualiza el objetivo ya cumplido. El poder de la visualización es grande. Prémiate cuando alcances alguna de las metas  que te has trazado. Es importante dar y recibir reconocimiento cuando un miembro de la familia consigue algo que se había propuesto. Así funcionan los equipos.

Lleva un diario del progreso de la familia. El diario es un testimonio de los retos que tuviste que enfrentar, y de cómo los resolviste. Es una gran herramienta de superación personal.

Al final del año haz balance. Piensa qué podrías haber hecho mejor y cómo puedes mejorar las probabilidades de conseguir un mejor resultado la próxima vez.

Establecer metas familiares le enseña a NUESTROS HIJOS a tener el hábito de convertir sus sueños en realidad y la disciplina de trabajar todos los días con la mente puesta en el logro de su objetivo.