Padres de Hoy

El regalo mejor: Piensa en ti primero

El regalo mejor: Piensa en ti primero


Nada más lejos de la palabra madre y sin embargo cuanta falta le hace a las mujeres pensar más en si mismas. Si señoras, olvidémonos de connotaciones negativas, egoísmo es la propuesta que le hacen miles de terapeutas a madres que se entregan sin medidas y a cambio reciben poco. ¿Por qué si das tanto no tienes la felicidad que mereces? Especialista como John Gray y Martiza Arbaje coinciden en señalar el valor de la autoestima para alcanzar el anhelado bienestar emocional, familiar, profesional y económico.

No esperes a que lleguen los regalos para reafirmar lo que sabes, para celebrar la vida que das y recibes en cada hij@. Mímate, quiérete, abre los ojos y asómbrate. Solo por hoy te invitamos a dejar en la cabina de teléfonos el traje de súper mamá, ese que te permite multiplicar oficios y violar las leyes físicas ocupando muchísimos lugares del espacio a la vez.

¡Relájate! Baño de sales minerales, hidratación profunda, un buen libro, reunirte con tus amigas (para hablar y reír siempre nos sobran razones), visitar el salón de belleza en el que te consienten, contemplar el horizonte azul del mar tendida en un chairlong, sentir la brisa fresca de la mañana mientras tomas una taza de café (o té si lo así lo prefieres) son los obsequios te debes darte.

¡Egoísmo positivo! Cómo ser feliz YO

1.- De Cenicienta a princesa. Mientras más hagas por tus hijos y esposo menos harán ellos por ti, así lo explica el doctor John Gray, gurú en materia de relaciones familiares. Las madres tienen la tendencia a reducir la cuota de responsabilidad de sus seres queridos…craso error.

No importa que estén agotadas, sobrecargadas, explotadas, se convierten “resuélvelo todo”, mártires que esperan agradecimientos y veneración como recompensa. En cambio esta mala costumbre crea niños y compañeros desconsiderados, que se acomodan a los súper poderes de mamá, con la agravante de que lejos de hacerle un bien, las madres muletas, dañan a sus hijos pues estos no aprenden a lidiar con las dificultades, a enfrentar solos los retos de la vida.

Tips positivos para el cambio

  1. Delega, confía en las posibilidades de los demás, exige que otros cumplan, como ella lo hace.
  2. De vez en cuando conviértete en una princesa a la que de vez en cuando hay que salvar, esa que no teme recibir colaboración, auxilio.
  3. Pide claramente lo que necesita o desea, con mucha dulzura, pero con firmeza.

2.- Todos los viernes son días de las madres. O sábado, lunes, las 24 horas que tú elijas. Reivindica un espacio de la semana para ti, te lo mereces, tus hijos y parejas estarán agradecidos de tener una madre más relajada y motivada, que es lo que produce este recreo esporádico. Aunque quisieran, el estilo de vida de muchas mujeres les impide hacer esta pausa cada siete días, pues que sea cada quince días o mensual, o bien unas dos o tres horas, pero no negocies tener un tiempo exclusivo para ti.

Tips positivos para el cambio

Compras, lecturas, reunión con amigas, ir al salón, visitar a tu madre, ¡dormir!, aparta un día a la semana (o unas horas) para hacer lo que se le antoje.

3.- Acepta tus defectos, potencia tus virtudes. Hay que aprender a convivir con todas las rutas del mapa de nuestra vida. Algunas reflejan momentos difíciles y oscuros, otras son fiesta para el alma. Estos caminos te han convertido en la mujer maravillosa que eres. Aceptar es dar el primer paso para trabajar en lo que no gusta, en lo que debes mejorar; Es amar y enorgullecerte de tus virtudes, celebrar las bondades de tu ser a plenitud.

Tips positivos para el cambio

  1. Húyele al ideal de perfección física. Adora tus llantas, chichos, celulitis, arrugas, manchas, cicatrices, ama la imagen que te devuelve el espejo.
  2. Trabaja sobre tus defectos, busca ayuda, perdona a quienes te han hecho daño, perdónate a ti misma.