Padres de Hoy

¡Madre de Éxito! Basado en la herramienta de las 5S´s: un enfoque personal

¡Madre de Éxito! Basado en la herramienta de las 5S´s: un enfoque personal

 

 

 

 

Vivimos en una época donde ser Mujer implica en la mayoría de los casos, ser Esposa, Madre, Trabajadora, Ama de Casa, Maestra, Chef de medio tiempo y todo eso sin olvidarnos de nuestra imagen y nuestras actividades personales.

Basándonos en La herramienta de las 5S’s desde un punto de vista personal, no solo podremos mantener la organización y el equilibrio en el hogar, también esta se convertirá en un arma poderosa para la organización y la armonía de nuestra rutina, ayudándonos a mantener el equilibrio en todos los aspectos de nuestra vida como mujeres y madres.

El Método de las 5S, ¡por una familia productiva!

Iniciemos con el primer paso, Clasificación: En esta primera etapa analicemos basadas en nuestros objetivos qué es necesario hacer y qué no nos agrega valor en nuestra rutina. Esta etapa es la más importante, ya que aquí elegiremos solo las actividades a las cuales le dedicaremos tiempo y esfuerzo, las demás las sacaremos de nuestra rutina o le bajaremos la frecuencia en que la realizamos actualmente. Identifica los distractores que no te suman, como la cantidad de veces que revisas las redes sociales, o esa tienda virtual que solo de abrir tu móvil quieres entrar a ver las ofertas del día. También es importante en esta etapa tomar en cuenta las actividades en todos los entornos: familiar, laboral, recreativo, desarrollo y de crecimiento personal, para asegurar el equilibrio.

Luego de tener nuestras actividades clasificadas entonces pasamos a la Organización: En esta segunda etapa lo importante es la priorización, definir la importancia de las actividades que realizamos, cuales son las más importantes, urgentes o tendrán mayor impacto. Por otro lado cuales son importantes pero no urgentes o no tendrán un impacto tan significativo, recordando que todos los ámbitos en nuestras vidas son importantes, aunque tengan prioridades diferentes.

Nuestra tercera etapa es la Limpieza, en esta oportunidad de nuestro espacio personal, que situaciones debo “limpiar” en mi vida, que cosas incompletas tengo por realizar, cuales pendientes no me permiten avanzar, limpiemos al máximo nuestro proyecto de vida, para que esté libre de cualquier obstáculo que desde ahora podamos derribar.

Y ahora que tenemos nuestras actividades clasificadas, priorizadas y un camino limpio para avanzar, entonces ¡Estandaricemos!. Esto incluye plasmar nuestras actividades priorizadas en una agenda y/o en un plan. No solo para tenerlo guardado y sacarlo cada vez que nos acordemos, sino más bien para tenerlo visible, y nos permita tener un norte en nuestro día, semana, mes o año. Estandarizar reduce la ansiedad, ya que tenemos una guía a seguir. Sabemos con exactitud cuándo toca visita pediátrica, actividades extracurriculares de los niños, situaciones laborales, días importantes de la familia, citas personales y demás, sin dejarle todo a la mente, garantizando además que no se nos quede nada importante.

Y por último, pero no menos importante, crear y mantener una Disciplina, esa palabra que abarca sacrificio, revisión, aceptación y mejora continua.

Nuestras prioridades pueden variar, y cada etapa es diferente, por lo que debemos adaptar nuestra rutina al cambio, desdoblando a cada miembro de nuestra familia esta gran práctica y ser una Madre que pueda lograr junto a los suyos cada meta marcada de forma organizada y equilibrada, llevando una calidad de vida que le permita disfrutar de ese increíble regalo de ser Mujer y Madre.

Ing. Josmeri Liriano

Master en Productividad

Josmeri.liriano@gmail.com

Artículos relacionados

Desafíos de una madre moderna

Más tiempo para mí

Organizando mi tiempo personal y laboral