Padres de Hoy

Tips para la Resolución de Conflictos

Tips para la Resolución de Conflictos


¿Estás en el medio de una disputa? Estos consejos pueden ser útiles.


 

1. Da un paso atrás y desacelérate.

La mayoría de las personas repiten comportamientos inútiles en los conflictos porque no son conscientes de lo que están haciendo.

Sólo podrás cambiar tus hábitos a través de la conciencia.


Planea lo que quieres decir para que evites un conflicto mayor.

2. Se claro sobre tus intenciones y lo que deseas lograr en la conversación.

Si tu objetivo más importante es ganar, culpar o cambiar a la otra parte, el conflicto probablemente se tornara mayor y es probable que el problema se repita.

Se debe empezar la conversación de un conflicto con el fin de aprender algo nuevo, expresar opiniones y sentimientos o para resolverlo.

3. Escucha primero para comprender.

Si la otra persona se siente escuchada se sentirá más propensa a tratar de entenderte. Es menos probable que la persona se sienta escuchada y todavía experimente el conflicto como algo negativo. Debes estar consiente de tus barreras internas para realmente escuchar y no predisponerte.

4. Expresa tus sentimientos sin culpa.

Los sentimientos fuertes hacen que sea imposible para nosotros escucharnos realmente. Asegúrate de expresar tus sentimientos (y no como forma de juzgar) diciendo "me siento"…

La clave es ser completamente honesto sin culpa.

5. Se consciente de cómo tu propia imagen puede hacer que te muestres a la defensiva.

Evita la forma de pensar detodo o nada/blanco o negro-de esta manera estarás más abierto a la retroalimentación.

6. Asume la responsabilidad de tus supuestos.

Debes estar abierto a dejar de lado tu interpretación de que tus creencias y conclusiones acerca de otros son "la verdad" ya que esto crea mucho conflicto.

Comparte con la otra persona como ves las situaciones y como las interpretas (tu proceso de pensamiento). Cuando la otra persona hable acerca de sus conclusiones, pregúntale como llego a ellas.

7. Encuentra un terreno común.

Asegúrate de anotar los puntos en los que están de acuerdo y en desacuerdo.

La identificación de las áreas en que están de acuerdo reduce la defensiva.

8. Descubre lo que es más importante para la otra persona (escuchando y haciendo preguntas por curiosidad)

Las personas no suelen entrar en un conflicto al afirmar lo que es más importante para ellos. La mejor forma de solucionar el problema es si estas consiente de lo que la otra persona realmente quiere. Las personas suelen entrar en un conflicto con una única solución a un problema (las que tienen en mente).

9. Suelta los mitos sobre el conflicto.

Tener un conflicto no es un concurso sobre quien gana o quien está equivocado. No debe ser algo negativo. Siempre se puede aprender algo de una disputa.

10. Recuerda los cuatro enfoques principales en el conflicto.

Reconoce el conflicto. Si te resistes, llegaran aún más lejos. Reconocer el conflicto no significa estar de acuerdo. Muéstrate dispuesto a cambiar.

11. Al iniciar una conversación acerca de un conflicto

Pide a la otra persona si está dispuesto a tener una conversación.

Déjale saber la importancia de la conversación para el mantenimiento de una buena relación

12. Sé abierto a aprender nueva información.

No te cierres a nuevos puntos de vista. Recuerda cada persona es un mundo.

 

Artículos relacionados

5 pasos para encontrar alegría en el caos

30 cosas que debes dejar de hacerte a ti mismo