Padres de Hoy

Vida Slow, lo mejor para la mujer

Vida Slow, lo mejor para la mujer


Vive con calidad y sin prisa


Millones de personas se han propuesto “bajarle algo” a ese ritmo acelerado que enferma y destruye no solo al ser humano sino también al planeta.

Suena el reloj despertador y empieza la carrera imparable del día. Millones de mujeres se mueven como autómatas para cumplir a tiempo con una montaña de actividades y compromisos: reloj, agenda, celular, teléfono, niños, casa, esposo, estudios trabajo y largo etcétera que incrementa al máximo la velocidad femenina en esos ciclos de 24 horas, que dejan poco espacio al descanso, la diversión y el relax.

Paradójicamente con este accionar desbordado, intenso y paranoico, tratamos de garantizar una vida de calidad, en el que todas nuestras necesidades y aspiraciones materiales y sociales estén cubiertas. Pero…¿Vale la pena? Para muchos definitivamente no.

Millones de personas se han propuesto “bajarle algo” a ese ritmo acelerado que enferma y destruye no solo al ser humano sino también al planeta. Slow es la filosofía, estilo de vida o visión del mundo, llámale como quieras, que aboga por la vida pausada y sin presión, es el retorno a los hábitos simples y moderados, al placer de hacer una cosa a la vez.

Un ritmo de vida lento y conciente es la premisa de este movimiento que buscar transformar positivamente la manera en que trabajamos, comemos, socializamos e incluso nuestra relación con la madre tierra.

Tu puedes ser una madre Slow

Como dice la canción, es todo cuestión de actitud. Si decides frenar por tu salud fisica, mental y emocional te damos la bienvenida al club de las madres slow que disfrutan más de su casa, de sus hijos, de su pareja y de si mismas.

A continuación unos consejitos tomados de la Web movimientoslow.com para reducir la velocidad y tomar el control de tu vida:

  1. Apaga el televisor.
  2. Concédete un día a la semana sin agendas, ni celular.
  3. Come más sanamente. Integra a tu dieta frutas, verduras y vegetales.
  4. Reduce la cantidad de alimentos  enlatados, empacados y pre-fabricados que consumes.
  5. Sal con tus hijos a jugar al parque y date el permiso de ensuciarte.
  6. Escribe estas palabras en un sitio visible: Hacer varias tareas a la vez es no hacer ninguna bien.
  7. Realiza una actividad física moderada, como caminar o trota, por lo menos tres veces a la semana.
  8. No satures tu agenda de actividades.
  9. Todos los días haz algo que te guste mucho.
  10. Invierte calidad de tiempo en la bañera, y si es acompañada mejor.
  11. No te veas forzada a responder con rapidez, tómate tu tiempo.
  12. No lleves el reloj encima, no te preocupes que sabrás la hora.
  13. Escucha una pieza de música de Mozart en su tempo original.
  14. Al levantarte dedícate un tiempo a desayunar tranquila y visionar el día que tienes por delante.
  15. Practica un hobbie sosegado.. Pescar, pintar, plantar; pero trata de hacer una sola cosa a la vez. Come despacio.
  16. Disfruta de la soledad o de una conversación si estas con más gente.
  17. Haz una siesta y tómate una hora extra en la cama, te lo mereces.
  18. Escribe cualquier cosa.
  19. Sumérgete en el día que has tenido.
  20. Lée un libro en la cama, abandónate a tus pensamientos y fluye.