Padres de Hoy

5 tips para organizar tu maquillaje

5 tips para organizar tu maquillaje


El maquillaje es un elemento esencial en cualquier bolsa o espacio femenino, ya que es la herramienta, por excelencia, para lograr una apariencia perfecta y una mayor autoestima; sin embargo, ¿Qué tan fácil es organizarlo?


¿En alguna ocasión has notado que ya no tienes más lugar para guardar tu nuevo lápiz labial o rímel? Ya sea por hábito o por el hecho de que no te gusta desprenderte de los objetos, el maquillaje se va acumulando lo que genera desorden en tu espacio, más gastos e infecciones.

Te ofrecemos 5 tips para organizar tu maquillaje de manera fácil:

1. Desecha. Antes de comenzar a organizar, es necesario que elimines todos los cosméticos que están vencidos o en malas condiciones. Recuerda que los principales agentes contaminantes viven en el maquillaje que te aplicas diariamente.

2. Separa. Divide todos tus productos según su tipo: labiales, rubores, sombras y polvos. Así te será más fácil decidir en qué espacio colocar cada uno.

3. Limpia tus brochas. Al igual que los cosméticos vencidos, las brochas y demás herramientas contienen millones de bacterias que pueden poner en riesgo la salud de tu rostro. Una vez limpias guárdalas en bolsas plásticas o en un estuche especial para las mismas.

4. Organizador. Si no dispones de un espacio o te cuesta mantener el orden de tus cosméticos, un estuche organizador es ideal. Escoge aquellos de acrílico, plástico o madera y límpialos cada mes para evitar la acumulación de polvo o sucio.

5. Aprende a comprar. Para evitar acumulaciones de productos de maquillaje, considera comprar aquellos que realmente necesites o creas que vas a utilizar en un futuro cercano. Aprender a invertir en maquillaje e incluso en brochas o herramientas, de manera inteligente, es un arte que debes dominar para organizar tus cosméticos.

Más allá de la apariencia, lo importante es que te sientas cómoda contigo misma. Recuerda, todas las mujeres son bellas, lo que varía es lo que proyectas a los demás. ¡Amate!

Fuente: Salud180.com