Padres de Hoy

Cuida tus pies y tus codos

Cuida tus pies y tus codos


Así como cuidamos la piel de las manos o de la cara, debemos prestar atención a dos de las zonas de apoyo que tiene nuestro cuerpo “pies y codos” por ello, no es de extrañar que en estas dos zonas se generen durezas o callosidades que debemos ir eliminando por estética y, sobre todo, por salud, en el caso de los pies.


Un mal cuidado de los pies puede provocar alteraciones a nivel biomecánico y lesiones a largo y medio plazo en el tobillo, en las rodillas, en la cadera e incluso llegar a la columna vertebral”. Más allá de los ‘problemas de pisada’.

La higiene diaria, un secado cuidadoso entre los dedos, la hidratación con cremas ricas en urea y un corte correcto de las uñas, recto y con especial atención en el dedo gordo, son las claves principales para evitar problemas de salud derivados de un mal mantenimiento podológico.

¿Cómo debemos tratar las durezas y callosidades?

1. Poner a remojo. Esto ayudará a reblandecer las callosidades, tanto en los pies como en los codos, y las uñas. Normalmente esta operación se realiza en un bowl con agua tibia y jabón.

2. Exfoliar. Con un exfoliante corporal haremos hincapié en codos y tobillos para eliminar la piel muerta, mientras que para los talones y la planta del pie utilizaremos la piedra pómez para conseguir un mejor resultado.

3. Hidratar. Una crema hidratante corporal será suficiente, aunque si quieres conseguir una mayor hidratación es preferible aplicar una crema hidratante específica para talones y codos. Tres pasos muy sencillos que nos permitirán enseñar codos, tobillos y talones en perfecto estado de revista y mejorar, inconscientemente, nuestra salud.

Estos Tips de Belleza llegan a nosotros gracias a Kleenex
Logo Kleenex Azul