Padres de Hoy

Exfoliantes hechos en casa

Exfoliantes hechos en casa

 

 

 

 

En esta ocasión te hablaremos de exfoliantes caseros. Es muy importante que exfoliemos nuestra piel a menudo para que se vea más brillante, lisa y sin durezas. Trucos para lo que se conoce como “una piel radiante”, que todo el mundo querría tener y sin ninguna impureza.

Además, permite que nuestro cutis esté mas preparado para recibir la crema hidratante y que ésta haga un mejor efecto. Incluso podemos hacer un exfoliante e hidratante natural al mismo tiempo, que incluya un elemento áspero y un aceite esencial.

Para tal fin existe una gran variedad de exfoliantes en el mercado, pero, como todos los productos fabricados en industrias, estos exfoliantes llevan algunos componentes que podrían afectar a nuestra piel, como conservantes, aditivos químicos y demás excipientes.

Exfoliante de leche y avena:

Para este exfoliante mezclaremos en un recipiente:

3 cucharadas de leche en polvo (se puede cambiar por la misma cantidad de leche fresca).

Media taza de avena.

Una cucharadita de maicena.

Removemos bien hasta incorporar la mezcla,y posteriormente dejamos reposar un minuto. Esta es una exfoliación muy ligera, especialmente indicada para aquellas personas con la piel sensible.

agua de avena para adelgazar3

 

 

 

 

 

 

 

 

Exfoliante de azúcar moreno:

Este es uno de los exfoliantes más barato y sencillo, pues solo necesitaremos:

Un par de cucharadas de body milk o manteca hidratante.

La misma cantidad de azúcar moreno.

Podemos cambiar el body milk por aceite de oliva, miel, aceite de coco o aceite de almendras dulces, hay para todos los gustos, ¡Prueba distintas combinaciones y mira cuál te gusta más! La exfoliación de esta mezcla es un poco más fuerte que la anterior, pero sigue siendo bastante suavecilla.

 

Exfoliante de miel y avena:

Para esta mezcla necesitaremos:

Media taza de avena

Una cucharada de miel.

Esta mezcla es apta para exfoliar también el rostro, y su modo de aplicación es muy simple: Después de aplicarla con un ligero masaje, la dejas actuar por unos 10 minutos aproximadamente. ¿Por qué? Básicamente porque, gracias a la miel en la mezcla, obtendrás una hidratación óptima en el cutis.

 

Exfoliante de limón:

Este exfoliante es también muy fácil de preparar, para ello necesitaremos los siguientes ingredientes:

La ralladura de la piel de un limón (también se puede usar naranja),

Harina de almendra (se puede sustituir por coco rallado),

Jabón líquido y Miel.

Al igual que con la anterior, la puedes dejar unos minutos sobre la piel para que la miel la hidrate y obtengas ese cutis de seda que tanto anhelas.

11 Secretos del limón para la belleza

Exfoliante natural con naranja y limon

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Exfoliante de playa:

También se le podría llamar “exfoliante de emergencia”, y es que esta es una buena opción si estáis de viaje en la playa y se os ha olvidado vuestro exfoliante en casa. ¿Por qué? ahora lo veréis, ya que no os voy ni a diferenciar los ingredientes dado su facilidad de proceder: Basta con coger un envase y mezclar body milk con arena de mar. Debemos evitar la arena que esté sucia, naturalmente. Es importante que tengas especial cuidado si tienes la piel sensible, ya que esta mezcla exfolia con fuerza.

Artículos relacionados

12 Asombrosos Remedios Naturales de Belleza

Tips para que ‪‎mamá‬ se vea radiante

Consejos sobre cepillado en seco para mantener la piel limpia y saludable

10 alimentos aliados de la belleza