Padres de Hoy

La comunicación con nuestros hijos: un aspecto vital en la crianza

La comunicación con nuestros hijos: un aspecto vital en la crianza

 

 

 

 

“Una tarde, luego del trabajo, llegue a mi apartamento y al ver la actitud de mi hijo mayor (11 años), me percaté de que algo andaba mal. Aparentemente el origen del malhumor era producto de una discusión que había sucedido entre mis dos hijos.

En vez de llamarle la atención a ambos por pelear decidí pedirle al mayor que me acompañara a la habitación para conversar.

Le pedí que expresara sus sentimientos a lo cual se negó. Entonces procedí a compartir como me sentía yo y como había transcurrido mi día. El oírme lo motivo bastante y el acepto a compartir. Me compartió lo que sucedió con su hermanito y otras cosas que lo estaban haciendo sentir incómodo.

A medida que él hablaba, yo notaba los cambios en su semblanza. Al final me dio las gracias y con una sonrisa me dijo que se sentía mejor.
 
En su compartir me pude enterar de que él estaba acumulando resentimientos por situaciones del quehacer diario y que por descuido, no las había compartido antes.
 
Le prometí que le ayudaría a resolver esta situación. Pero lo que más me sorprendió fue la angustia que el albergaba dentro y que con un simple compartir de sus sentimientos fue suficiente para liberarse.”

Te recomendamos leer: ¿Cómo mantener una familia unida?

Escrito por un lector de NHD.

Manteniendo una buena comunicación con sus hijos le da la oportunidad de entender mejor sus pensamientos, miedos, y expectativas. Proveyéndole el medio por el cual usted puede atender cualquier preocupación.

La comunicación con sus hijos obtiene mejores resultados cuando usted se muestra atento, interesado, alentador, paciente y reflexionando sobre los sentimientos de sus hijos.

Déjele saber que a usted le interesan sus sentimientos diciendo cosas como “Esta bien que te sientas mal (triste, molesto, asustado, o contento, etc.)”, Comparta con sus hijos situaciones de su vida en las que usted estaba teniendo los mismos sentimientos que ellos están teniendo. Aliente a sus hijos a que resuelvan sus propios problemas. Asegúrele que usted estará ahí para ayudarlo si lo necesita, pero trate de inculcar independencia. 

Por: Lic. MEd. Karen Heinsen
Directora Prescolar Piolín

Artículos relacionados:

Comunicación positiva: Hablar y dialogar con nuestros hijos

Modelos familiares y expresión de sentimientos

¿Es tu hijo feliz? enséñale