Padres de Hoy

Manteniendo la comunicación con los hijos después del divorcio

Manteniendo la comunicación con los hijos después del divorcio



 

 

Después de una separación o divorcio lo normal es que haya momentos, fines de semana, días entre semana, semanas enteras o incluso en vacaciones, en los que estés lejos de tus hijos.

Es importante que tus hijos sepan que aún cuando no están juntos, piensas en ellos.

Los métodos que uses para comunicarte con tus hijos dependerán de tu presupuesto, de la edad de los niños y de tu relación con el otro padre. Lo ideal sería que incluso si con tu ex cónyuge no tienes una buena relación, aún así te esfuerces para que el niño tenga contacto asiduo con ambos padres.

Los métodos de comunicación más comunes:

El teléfono. Cuando tus hijos son pequeños sobre todo, es bueno llamarlos más o menos a la misma hora cada día para darles las buenas noches o preguntarles cómo les fue la jornada.

Mensajes de texto. Cada vez más hijos de padres separados o divorciados tienen teléfonos móviles o celulares. Envía mensajes de texto breves a tu hijo y recuérdale que piensas en él pero comunícale que tú estás bien.

Video chat. Las computadoras y teléfonos celulares modernos tienen cámara y alguna aplicación que permite realizar videoconferencia. Así ambos padres pueden compartir las imágenes de un cumpleaños o una navidad cuando el niño lo celebra con el otro.

Correo electrónico. Hay programas de correo electrónico para niños. Escríbeles correos breves contándoles alguna anécdota de tu día y recordándoles que los amas.

Cartas postales. Puedes mandarles cartas por la vía postal e incluir una foto tuya o tarjetas de colores, con mensajes que tu hijo puede leer cuando no estéis juntos y te añore. 

Qué protocolo de comunicación debes tener: 

Cuando te comuniques a distancia con tu hijo procura que sean mensajes breves y animados. No le cuentes que te pones a llorar cada vez que miras su foto, aunque sea cierto. El propósito de la comunicación es que sepa lo quieres y piensas en él. 

Mensajes breves y positivos. Evita hacerle sentir mal porque le echas de menos o porque estás sola. Dile que lo quieres pero procura que no sienta lástima por ti. Cuéntale alguna anécdota divertida. 

No llames a horas intempestivas. Si sabes que se acuesta a las 9, no llames a las 9 y media. Procura no hacer lo que no te gustaría que hiciera el otro padre.

Evita usar a tu hijo de mensajero. Si tienes que decirle algo a tu ex cónyuge, no lo hagas a través del niño. 

Llama o escribe sin esperar nada a cambio. Recuerda que tus mensajes a tu hijo, sean por teléfono, texto, correo postal o electrónico, son para que él tenga la seguridad de que lo amas y que estás siempre ahí para él. 

Artículos relacionados:

5 efectos secundarios del divorcio en niños

Protege a tus hijos de los efectos del divorcio

El divorcio y los hijos: ¿Qué puedes hacer para facilitar la adaptación de los niños?