Padres de Hoy

Reto para Padres… Aceptas?

Reto para Padres… Aceptas?

Vamos a enfrentarlo. Toda crianza es un reto. Este desafío está diseñado para hacer de cada día un poco mejor que el día anterior. Te invitamos a probarlo… Aceptas???



Día 1: Pasa todo el día sin levantar la voz.

Día 2: Invita a tus hijos a cocinar contigo. Compartir la preparación de la comida es una gran oportunidad de unión, siempre y cuando siga siendo divertido.

Día 3: Dedicar un tiempo para la lectura, preferiblemente que sea un libro con el cual puedan reír juntos. Esta es una forma fácil para sentirse más cerca.

Día 4: Mientras tu hijo te esté hablando, deja a un lado lo que estés haciendo y dale toda su atención.

Día 5: Deja notas de amor para que ellos las encuentren.

Día 6: Lleve a sus niños a caminar y comparte con ellos lo mucho que los amas. Preferiblemente una actividad al aire libre.

Día 7: Pon música y haz una fiesta de baile.

Día 8: Miren fotos y recuerdos especiales. Hazle saber a tu hijo que sus actividades son importantes para ti.

Día 9: Abrázalos. Abrázalos. Abrázalos. Abrázalos. Abrázalos.

Los abrazos transmiten lo que la boca no puede decir

Día 10: Tiempo fuera de tecnología! Disfruten de un juego de mesa, hagan manualidades, vayan a un parque, realicen actividades cara a cara.

Día 11: Dedica un tiempo especial de tu-a-tú con cada uno de tus hijos. 

Día 12: Ve a la habitación de tu hijo y habla / juega en su espacio personal. Observa cómo tienen su habitación o área personalizada.

Día 13: Cambien los papeles durante una hora. Haz que tu niño sea el padre. Esto puede ser una experiencia reveladora.

Día 14: Acepta todas las emociones de tu hijo como suyas propias sin necesidad de corregirlos.

Conoces mejor a ti y tu familia y sabemos que no hay soluciones mágicas. Ajusta el reto diario en lo que haga más sentido en tu vida y la vida de tus hijos. Haz tu mejor esfuerzo y perdónate a ti misma cuando sea necesario.

Artículos relacionados

Lenguaje del amor en los hijos

15 Hábitos de padres felices

¿Cómo curar a tus hijos del mal humor?