Padres de Hoy

Rol de la Familia

Rol de la Familia

 

 

¿Cómo puedo ayudar a mi hijo a alcanzar las destrezas necesarias para la vida?

Durante el mes de noviembre, donde celebramos el mes de la familia es oportuno reflexionar sobre la función de la familia y el rol nuestro como padres. Teniendo presente que cada familia es diferente, pero especial y por tanto requiere ser trabajada con la finalidad de lograr el óptimo desarrollo de cada uno de sus miembros; respetando y valorando sus diferencias, sus fortalezas y abordando sus áreas en crecimiento.

Como padres, nuestro rol debe ser garantizar que las necesidades básicas de nuestros hijos están cubiertas, así como proporcionar protección, seguridad, afecto, confianza, respeto y apoyo emocional. Este vínculo afectivo y de seguridad que proporcionemos va a permitir la adecuada estructura emocional que promoverá la construcción de la identidad de cada niño/joven y el desarrollo de su personalidad. La identidad determina la manera en la que ese niño/joven se relacionará como adulto en la vida familiar y social de su grupo de pertenencia. El niño/joven que se desarrolla en un clima de amor, respeto y seguridad será una persona abierta y segura de sí misma.

Para lograr esto, es importante:

·Definir el proyecto de familia y trabajar juntos para lograrlo.

·Educar a nuestros hijos para la felicidad; valorando lo que tienen y disfrutando con responsabilidad cada momento.

·Felicitar sus logros y valorar sus fortalezas. No "recalquemos" los errores; ayudémosles a establecer planes de acción para lograr objetivos no alcanzados. Concentrémonos en el esfuerzo realizado y el progreso obtenido.

·Acompañar a nuestros hijos a alcanzar“SU” máximo potencial. Evitemos querer que sean como otros o que alcancen la perfección.

·Promover que sean independientes. Evitemos sobre protegerlosy promovamos la adquisición de destrezas para la vida.

·Transmitir confianza. Asignarles responsabilidades personales y para el bien común.

·Fomentar una comunicación positiva. Escuchar sus ideas e involucrarles en la toma de decisiones. Esto no sólo le permitirá interactuar con su hijo, sino que contribuirá a que desarrolle un pensamiento crítico.

·Modelar con nuestro ejemplo los valores y cada uno de los hábitos que queremos instaurar en nuestros hijos.

·Instruirlos en el amor a Dios, el respeto a sí mismo y a todos los seres humanos con los que interactúen.

Podemos concluir afirmando que la familia debe proporcionar un ambiente que le permitirá al niño/joven formar aspectos de su personalidad, desarrollar su inteligencia, autoestima y valores que lo convertirán en una persona feliz, armónica, competitiva y capaz de desenvolverse con éxito en la sociedad.

Por: Nancy Patricia Canó, M.S.
Sub Directora Colegio Bilingüe New Horizons