Padres de Hoy

Soy padre divorciado: ¿Cómo propicio tiempo para mi hijo?

Soy padre divorciado: ¿Cómo propicio tiempo para mi hijo?


El padre es quien le ofrece al niño o niña la oportunidad de proyectarse hacia el futuro, el forjador de la autonomía y concretización de los sueños.

Una de las problemáticas que más angustian a los padres luego de un proceso de divorcio son los hijos. El dolor es inevitable, en la medida en la que se pueda conversar y expresar lo que cada uno de los miembros de la familia sienten por la separación se producirá mayor aceptación y adaptación.

El divorcio de los padres representa un proceso de duelo donde se pondrán en cuestionamiento muchos de sus valores y pondrán de manifiesto distintas modificaciones en su comportamiento.

Independientemente de la edad que tengan es fundamental que en este proceso sean incluidos y se les hable de lo que ocurrirá con su familia, incluso a los más pequeños. Los niños que más secuelas mantienen luego de un divorcio fueron aquellos a los que se les aisló en busca de evitarles mayor sufrimiento. Muchos de los sentimientos y emociones emitidas por los hijos se relacionan con los procesos de los padres en el manejo del divorcio.

Se tendrán que realizar los ajustes necesarios para poder ofertar tiempo de calidad garantizándoles un óptimo desarrollo.

-Los hijos se dan cuenta de muchas cosas, lo más honesto que puede hacer un padre es mantenerlos al tanto; y evitar descalificar a la madre frente a ellos.

-Realizar promesas y compromisos que estén al alcance de las posibilidades. No cumplir alguna promesa o no buscarlo cuando estaba pautado puede decepcionarlo.

-Crear una rutina: Una llamada luego del colegio, un beso antes de que termine el día, compartir una comida. Los pequeños detalles hacen la diferencia y serán éstos los que los hijos recordarán; ser creativos en este sentido.

-Realizar actividades y juegos tomando en cuenta los intereses comunes. Si se cuentan con varios hijos, sacar el momento para cada uno.

-Respetar el tiempo que pueden compartir evitando llamadas laborales y la contestación
de mensajes.

Hacerles saber lo importantes que son para su padre, demostrarles que están pendientes y presentes para cualquier necesidad que tengan.

Por: Bianca Melo Ballast
Psicóloga ClínicaTerapeuta familiar e individual Obstetra