Padres de Hoy

Cuarto aspecto para morir en paz

Cuarto aspecto para morir en paz


Siguiendo con la serie de artículos basados en las experiencias de Bronnie Ware con enfermos moribundos, nos encontramos con un lamento social.  Hay cosas muy importantes, pero hay otras que las lamentamos si no las hacemos en el transcurso de nuestra vida.


ESTAR MÁS EN CONTACTO CON LOS AMIGOS

Las relaciones sociales son de suma importancia para el humano.  Ya en las jerarquías de las necesidades de Maslow aparecen.  Las personas debemos cubrir esas necesidades, de lo contrario, permanecemos en déficit.

Por lo general, no se tienen muchos amigos.  La mayoría de las personas a nuestro alrededor son simples conocidos.  Desde la infancia, el colegio y la universidad, construimos verdaderas amistades.  De adultos, encontramos personas maravillosas que también convertimos en verdaderos amigos. 

Muchas veces dejamos crecer hierba en el camino de esas amistades tan emocionales e importantes para nuestras vidas.  Otras veces, nos llenamos de circunstancias que nos dificultan un relacionamiento frecuente con los verdaderos amigos.

Solemos confundirnos al buscar cubrir nuestras necesidades de reconocimiento y éxito y dejamos de lado nuestras necesidades de afiliación real con los demás. Me explico: Al buscar el éxito nos dedicamos a movernos en otros círculos sociales.  Conseguimos nuevas relaciones y dedicamos tiempo a ellos, restándole espacio a los que realmente cubren nuestras necesidades de afiliación… nuestros verdaderos amigos.

En otras ocasiones, nos dedicamos intensamente a cubrir nuestras necesidades de autorrealización quedando aislados casi totalmente del mundo social que verdaderamente nos hace sentir bien y felices.

Claro, algunos me dirán que la falta de tiempo también influye.  Yo diría que el tiempo está hecho y lo dedicamos a cosas que en un momento dado consideramos más importantes, como las que mencioné anteriormente. 

Cuando queremos ver a los amigos que luego diremos que hubiésemos querido ver más a menudo, sólo le sugiero que levante el teléfono con su agenda en la mano y ponga una fecha para disfrutar de las amistades que sí nos cubren nuestras necesidades de afiliación.  No dejemos pasar más tiempo, son bastantes amigos verdaderos, marque con un grupo o con algunos de ellos individualmente.  Sí, ya sé hay cientos de inconvenientes para no hacerlo… sólo piense en las soluciones a los inconvenientes, le aseguro que no se arrepentirá.

Más sobre el tema de calidad de vida en mis libros:

– Mi Binomio

– Tú eres la Estrella

Por: Diego A. Sosa / Coach, Escritor, Conferencista y Consultor