Padres de Hoy

¿Por qué fracasa una relación?

¿Por qué fracasa una relación?


Para muchas personas el conseguir su pareja ideal o alma gemela se ha convertido en un sueño. A veces nos creamos una fantasía basada en dos actores perfectos siguiendo un guión, con una iluminación suave, seducción, una escena romántica, y finalmente cuando creemos que tenemos la relación perfecta, ésta se convierte en un real fracaso que solo duró un par de meses. Con la experiencia que nos ha dado escribir el libro Cómo encontrar mi pareja perfecta en solo 90 días hemos logrado desarrollar y aportar herramientas prácticas bajo un enfoque técnico como dos ingenieros del amor.

Veamos la siguiente historia:

Una princesa va al bosque y encuentra una rana. Ella besa a la rana y ésta se convierte en un príncipe. Ella comienza a salir con el príncipe y poco a poco se transforma de nuevo en la rana que estaba allí todo el tiempo. Al principio, ella se negó a ver que era una auténtica rana, porque ella estaba enamorada de la idea de que era un príncipe. Pero a medida que pasaban los días, ella no podía soportar más su graznido y sus saltos. Así que hace lo único que puede hacer por amor. Ella trata de cambiar la rana de nuevo en el príncipe que ella imaginaba, con consejos y críticas a diario de cómo él puede cambiar y mejorar.

La historia de la rana-príncipe es un ejemplo de cómo muchos hombres y mujeres van a las citas.

La idea de estar en el amor, la emoción de una nueva relación, y el entusiasmo por mantener la energía durante las fases iniciales, hace que ellos sean guiados por las emociones y sólo después del paso del tiempo, ellos permiten que la lógica entre en la relación.

A medida que empezamos a analizarnos,  a cada uno dentro de la relación, empezamos a ver que no hay compatibilidad, y esto empieza a emerger dejando por debajo las emociones que una vez eran todo en la relación.

Usualmente  construimos nuestras relaciones en estos conceptos erróneos de la realidad. Nuestras mentes no pueden percibir la diferencia entre los recuerdos creados a partir de la realidad o la fantasía. Nuestro subconsciente compara estas historias de ficción con nuestras relaciones reales. Entonces cuando la sensación romántica no está ahí, no creemos que nuestra relación sea real. Creemos que el amor se ha ido. Sin embargo, estamos comparando la realidad de una relación con una fantasía y tenemos la creencia de que la fantasía es real. Basta recordar lo qué se siente al ver al caballero rescatar a la princesa, y cuando esto no sucede en nuestra relación ¿cómo nos sentimos?.

¿Por qué señalamos esto?

Mucha gente no quiere que todo el drama de la vida real, aparezca en su relación de pareja, pero esto es exactamente lo que está programado en su mente. Algunas historias románticas están llenas de tensión. Muchas veces seguimos apostando por esa relación, aunque nos parece que no puede funcionar, pero lo intentamos contra todo pronóstico. Pues en ocasiones estamos enamorados de la relación, más no de la persona.

¿Estás comprometido y preparado para encontrar a la persona adecuada?

Si pensamos en una relación como una fantasía, entonces será una fantasía. Si pensamos que nada de esto es real, entonces seguiremos viendo los defectos y problemas de cualquier persona que esté intentando ser nuestra pareja. Si creemos que nuestra alma gemela es real, entonces podemos desarrollar el proceso en conjunto para encontrar y crear esa relación perfecta.

Por: Lisett Guevara y Jim Gulnick