Padres de Hoy

Siendo pareja después de los hijos

Siendo pareja después de los hijos


Tras el nacimiento de nuestro hijo nuestra vida ha sufrido cambios a todos los niveles, pero es importante que no se olviden que siguen siendo pareja con una relación viva y que también hay que cuidar.



En medio del ajetreo de esta nueva vida a la que se enfretarán desde que su hijo ha nacido, es necesario mantener viva la relación de pareja: no hay que olvidar que además de padres, son personas con necesidades afectivas y emocionales que no hay que desatender.


Expresar los sentimientos

Vivir con un bebé no afecta a todas las personas por igual. Mientras que hay parejas en las que los dos miembros se implican totalmente desde el principio en el cuidado del bebé, habrá otras en las que sea uno de los padres los que carguen con más carga en ese sentido.

Puede ser que uno de los dos sienta algo de celos hacia el nuevo miembro familiar al llevarse todas las atenciones. Recuerda que tener un hijo es como enamorarse de nuevo y aunque resulte complicado de entender, hay parejas que pueden no "encajar" bien pasar durante unos meses a un segundo plano en el terreno de las atenciones y cariños.

Si no expresamos nuestros sentimientos a nuestra pareja, puede que se conviertan en una barrera insalvable más difícil de superar cada día que pase. La mejor manera de mantener viva la relación es tener siempre una comunicación fluida y sincera con el otro. Aún así, hay que intentar seguir teniendo gestos de cariño y afecto hacia la persona amada y no dedicarlos en exclusiva al bebé.

Cualquier tema que nos preocupe debe ser puesto en conocimiento del otro, ya sean dudas sobre cómo afrotnar la paternidad como los temores que puedan surgir.

Restableced la vida social

Cuidar un bebé puede llegar a ser muy absorbente, sobre todo las primeras semanas, en las que la falta de sueño deja sin energía a cualquiera. Sin embargo, hay que hacer todo lo posible por sacar un rato para "airearse" y darse un respirto junto a su pareja.

Pasadas unas semanas, seguramente ya tengas prácticamente todo bajo control y otra persona pueda ocuparse de cuidar de tu hijo. Aprovechad para salir a cenar, ir al cine o quedar con unos amigos. Comprobaréis que habréis recargado las pilas y mejorará vuestro humor y estado de ánimo.

El sexo

Las primeras semanas es un tema difícil de afrontar. El cansancio, las molestias físicas, el estrés acumulado, entre otras cosas, hacen que sea algo que a la mujer no se le pase por la cabeza. Sin embargo el hombre estará deseando que vuestra actividad sexual se reinicie con normalidad. También puede resultar al revés. Hay hombres que sienten reparos en volver a tener relaciones con su mujer después de verla parir por temor a hacerla daño.

Los médicos recomiendan esperar unas seis semanas, lo que comúmente conocemos como la "cuarentena", para tener relaciones con penetración. Pero habrá mujeres que no se sientan preparadas pasado ese tiempo, sobre todo si tuvieron un parto o postparto complicado.

Cuando llegue el momento, habrá que ir adoptando el ritmo que mejor vaya a los dos. Al principio es posible que no pasen de los abrazos y las caricias, pero con el paso del tiempo, irán intensificando los encuentros.

Lo importante es que no se sientan culpables si no sienten el mismo deseo que antes del parto. Con cariño, paciencia y comprensión, todo volverá a la normalidad.