Error
  • The template for this display is not available. Please contact a Site administrator.

Un tema; Dos puntos de vistas

Un tema; Dos puntos de vistas

 

 

 

 

 

“Por tanto, dejará el hombre a su padre, y a su madre, y se unirá a su mujer, y serán una solo carne” Gen.2:25

 

Hablar de que el hombre y la mujer han de unirse en el momento del matrimonio, de forma tal que los dos seres se conviertan en uno, la escritura misma lo describe como un gran misterio. Ahora bien, “porque algo no pueda ser entendido a cabalidad en la mente humana, no por eso deja de ser posible su realización”.

La diferencia entre ambos, no sólo por ser de sexos diferentes, sino por venir de diferentes familias y en ocasiones hasta de diferentes esferas cultural, social y económica; provoca que cada uno tenga en ocasiones sus propios puntos de vistas, los cuales pudieran no coincidir. Esto es la parte que llamo la belleza y fortaleza de las diferencias en una pareja, ya que cuando están verdaderamente unidos con un mismo propósito esta aparente discrepancia, no es más que la razón por la cual el matrimonio se convierte en un equipo fuerte y saludable; Donde ambos entienden que no se trata de una lucha de poder, sino más bien que al ellos ser uno, la fortaleza del cónyuge ha de protegerles de sus propias debilidades.

¿Sabes como edificar un matrimonio sano?

En ocasiones cuando hablo con parejas que manejan algún tipo de crisis en su relación, uno de los puntos al cual apelo, es al pacto que ellos adoptaron en el momento de unir sus vidas. En ningún momento he creído que el matrimonio ha de ser como lo vemos en aquellas películas románticas o como lo soñamos durante el período de enamoramiento, sólo basta con pensar que en ocasiones nosotros mismos entramos en conflictos contra nuestros propios pensamientos; ahora bien esa persona a nuestro lado, a quien amamos (aunque no perfecta) puede ser la respuesta exacta que necesitamos para un matrimonio pleno, si logramos conciliar nuestras diferencias y ocupar nuestros roles sin pretender librar una lucha de poderes. Finalmente, si llegaras a un punto donde no puedes más y quieres dejarlo todo como está, no hay mejor lugar para ir que aquel quien diseñó el matrimonio…Dios, quien lo imposible lo hace posible.

Por: Javier Valdez | Pastor y Consejero Familiar

Artículos relacionados

7 Días de sabiduría en el matrimonio

Lecciones que he aprendido en el camino

5 Consejos para un matrimonio exitoso



back to top