Recreación

Ayuda a escoger un instrumento musical

Ayuda a escoger un instrumento musical


La educación musical es muy adecuada para los niños, desarrolla múltiples habilidades y constituye una fuente rica de emociones. Aprender a tocar un instrumento musical es una habilidad maravillosa, y nunca es muy temprano para comenzar. Tocar un instrumento y leer música será infinitamente útil después en la vida de tu hijo, los estudios han demostrado que la música puede ayudar a que el niño sea más inteligente, desarrollar sus dones, ser más maduros y más seguros.


Aparte de conocer a los niños, debemos conocer los instrumentos así como las opciones de estudio. Sería conveniente llevar a los niños a conciertos en vivo pensados para el público familiar, y observar sus gustos, así como sus intereses. Ir con ellos a los conciertos refuerza y consolida esta forma de ocio/cultura saludable como una opción futura.

En muchas escuelas y conservatorios se hacen jornadas de puertas abiertas y a los niños les gusta hacer lo que hacen otros niños, buscan referentes de su edad.

¿Cómo ayudar a tu hijo a identificar cual instrumento prefiere?

Sé un ejemplo y motiva a tu hijo. Si tienes cualquier talento musical, toca tu instrumento frente a tu hijo. Háblales  de tus experiencias, como te divertías  cuando tomabas tus lecciones. Pon atención si notas algún interés en cierto instrumento.

Comparte la música que te gusta con tu hijo. Si tu hijo es muy pequeño, toca música tranquila para ellos y déjalos quedarse dormidos escuchándola. Una vez que estén más grandes, llévalos a una escuela y a conciertos profesionales y destaca ciertos instrumentos. También pueden escuchar música o ver conciertos juntos.

Háblales de música. Forzar a tu hijo a aprender un instrumento, no ayudará que acojan el amor y el compromiso con la música. Pregúntales si hay un instrumento en particular que les gustaría aprender. Probablemente querrán estudiar el mismo instrumento que tú.

Evalúa opciones. Muchas escuelas primarias enseñan flauta, la cual es buena opción para comenzar. Algunas escuelas pueden ofrecer el piano o la guitarra. Sino investiga si hay alguna escuela cerca.

Haz más fácil la elección del instrumento. Una vez que tengas una idea general de lo que tu hijo prefiere, pónselo fácil y llévalo a una tienda de música y que el mismo elija. Para no lamentar gastos innecesarios, es preferible asegurarse de que realmente el niño desea aprender a tocarlo y muestra un verdadero interés hacia un determinado instrumento.

El piano, la flauta y la guitarra continúan ocupando las primeras posiciones en el listado particular de las elecciones de niños y niñas, aunque siempre hay quien prefiere el violín, la trompeta o cualquier otro instrumento de orquesta.

Motiva a tu hijo para que practique. Una vez que hayan comenzado a tomar sus lecciones o a practicar con un grupo, la mejor manera de que mejoren es practicar por lo menos media hora todos los días. Hazle entender cuán importante es la práctica.

Los estudios de música conllevan un esfuerzo de toda la familia. Debido a la necesidad de trasladarse a recibir las clases, transportar el instrumento y permitir que practiquen en la casa quizás en momentos en que nos gustaría estar en silencio.

Algunos instrumentos requieren muchas horas de práctica y cada vez será más tiempo si el niño progresa en sus estudios. Pero no te preocupes en la mayoría de los casos los alumnos de música son buenos estudiantes, con calificaciones altas en las enseñanzas generales.

Tocar un instrumento musical proporciona muchos beneficios para Nuestros Hijos, aumenta su capacidad de trabajo, de concentración, su fuerza de voluntad, su capacidad de disfrute, de trabajo en equipo y de compromiso con sus compañeros.