Recreación

Elabora un calendario familiar con tus hijos

Elabora un calendario familiar con tus hijos

En casa ¿te cuesta trabajo que tus hijos participen en los quehaceres y actividades familiares? ¿Te cansas de repetir lo mismo, día tras día?


Un calendario mensual, elaborado en familia, puede ser un medio para involucrar a los niños y comprometerlos a colaborar.

Puedes empezar durante la última semana de cada mes, para que todos participen en la elaboración del calendario del mes que entra. Este calendario sea una herramienta para unir a la familia en un esfuerzo común.

Elabóralo de la siguiente manera:

Planea una reunión especial.

Sin que tome mucho tiempo ni esfuerzo, empieza una tradición poniendo un rico refrigerio sobre la mesa.

Proporciona material para colorear, escribir y adornar el calendario. Invita a todos los miembros de la familia a participar, sentados alrededor de la mesa. Reparte a cada uno una copia en blanco del calendario del mes que entra y pide que le ponga su nombre.

Elabora una lista.

Todas las actividades, quehaceres y fechas especiales del mes en cuestión deben ser incluidos. Puedes manejar tres listas, con alguien diferente a cargo de cada una.

Por ejemplo, el mes de septiembre podría incluir actividades escolares, como la tarea, los deportes extracurriculares, la preparación de la merienda, etc. Las fechas especiales con especificaciones.

Vacíen las listas en los calendarios.

Primero apunten las fechas especiales, porque tendrán otro horario. Ayuda a tus hijos a negociar algunos cargos, dividiendo los quehaceres de la casa equitativamente.

Cada miembro de la familia debe tener por lo menos una actividad apuntada en cada día del mes. Más de tres actividades al día son demasiadas.

Fomenta el diálogo.

Entre más platiquen tus hijos y opinen sobre las actividades que apunten en su calendario, más se harán dueños de lo que apunten. Es importante que visualicen la carga para cada día, y que ellos mismos la distribuyan en una forma práctica. También cuando comparen sus calendarios, se darán cuenta que algunas cosas son iguales, pero que otros miembros de la familia tienen diferentes responsabilidades por su edad y sus talentos particulares

Decoren los calendarios.

Cuelguen los calendarios en lugares visibles dentro de la casa. La puerta de cada recámara puede ser un buen sitio. Es importante que el calendario sea accesible a su dueño, para que lo pueda consultar regularmente.

Acostumbren checar la fecha todos los días.

Si tus hijos dicen la fecha todos los días cuando se levanten, se concientizan sobre el paso del tiempo y las cosas que ellos tienen que cumplir.

Disfruten la convivencia.

Si tus hijos se divierten haciendo su calendario cada mes, lo usarán y cumplirán con sus obligaciones con entusiasmo.

Estarán practicando habilidades organizacionales mientras asumen compromisos dentro de la comunidad familiar.