Recreación

Evita que los juguetes se conviertan en un peligro para tu hij@

Evita que los  juguetes se conviertan en un peligro para tu hij@


Siempre debemos estar alertas con los niños, no importa la edad que tengan, puesto que en cada edad, la imaginación, los juegos y los riesgos, son diferentes.

Tanto los padres como las niñeras, debemos ser muy observadores con los sitios de riesgos dentro y fuera de la casa, también cuando compramos juguetes o tenemos juguetes de dos hermanos de edades diferentes o donde los niños puedan acceder a ellos fácilmente.



Recordemos que cada juguete trae impreso la edad promedio para poderse usar, en eso difieren: el material de construcción, las pinturas, el diseño, la textura entre otras innumerables características, observando todo esto evitaremos, que los juguetes se conviertan en fuente de peligro y no de entretenimiento.


Si el bebe es 0-1 año: procura que el juguete no sea desarmable, que las piezas sean mas grandes que el tamaño de su boca, suaves, que no tengan puntas, que no se rompan con facilidad, etc.

En otro orden tanto los padres como las niñeras, debemos explicarles  a los niños en un lenguaje  según su edad, los peligros que hay en algunos lugares, en determinados juegos, y el porque de estos peligros, también las consecuencias que traería el no obedecer a lo explicado, es por eso que debemos enseñar a los niños a cuidarse solitos reconociendo por ellos mismos y evitando en la medida de sus edades los daños.

Ejemplos: Tú puedes jugar en el parque cerca de mí y no cruzar la calle, porque  puedes lastimarte (explicar lastimarte).

En la medida que los niños se van haciendo mas grandes se vuelven mas independientes y en esa misma medida se van alejando de nuestra vista, por eso siempre debemos crear espacios  lúdicos , tanto  para cuando el niño juegue solo o en familia, donde podamos controlar que los juegos se realicen de la manera mas segura posible..Evitando futuras situaciones dolorosas que lamentaremos eternamente.

Recuerde:

  1. Chequee el lugar donde el niño va a jugar.
  2. Observe los riesgos y elimínelos o aíslelos.
  3. No se distraiga, ellos siempre están con la imaginación en su máxima expresión.
  4. Sea previsora
  5. Sea sincera con las explicaciones de las posibles consecuencias.

Por Yamira García, directora de la Agencia de Niñeras Entrenadas