Recreación

Jugar juntos, el mejor modo de conocerse

Jugar juntos, el mejor modo de conocerse

Para los niños, el juego, más que una forma de evitar el aburrimiento es una manera de expresarse.


Esto es algo que los expertos en infancia conocen y están empezando a aprovechar. Como padres no podemos pasar por alto las grandes posibilidades de comunicación y encuentro que nos da el juego. Aquí no valen las excusas de que “estoy cansado después de tanto trabajo”. Jugar con un niño es igual o más relajante y divertido que ver la televisión. No es una actividad que requiera esfuerzo, pero sí ganas. “El juego puede nacer de cualquier momento, de cualquier circunstancia y en cualquier espacio”.

Una de las claves está en la imaginación. De repente somos exploradores, piratas, policías, indios... salimos de nuestra realidad y ensayamos otras situaciones, lo que nos permite aprender de ellas. Pisar la luna, ser marinero, inventor, modelo, bailarina... todo ello puede ocurrir en la cabeza de un niño y todo ello le obliga a imaginar.

Con el juego, no sólo conoces la forma de pensar de tu hijo, además refuerzas su autoestima, ya que él se siente protagonista de tu vida

Un motivo más: ante el juego nos reencontramos con la diversión y la relajación que el trabajo y las preocupaciones nos hacen descuidar.