Recreación

Juguetes caseros con piedras

Juguetes caseros con piedras


Muchas veces nos empeñamos en comprarles a nuestros hijos juguetes carísimos, a veces sin tener la capacidad económica para hacerlo. Normalmente juegan con ellos un par de veces, en ocasiones ni les prestan mucha atención y en el mejor de los casos se encariñan una o dos semanas.


Otras veces se emocionan y se ponen nerviosos mientras abren el paquete de regalo. Y una vez abierto al ver su interior, lo ignoran, literalmente.


Así que no importa tanto el juguete en sí, ni mucho menos lo que nos haya costado, económicamente hablando, para que le encante a nuestros hijos.


Si de verdad quieres un juguete con el que estén bastante tiempo entretenidos, y les guste de veras, al menos una temporada, fabrica uno con ellos.

Y nada más fácil y más barato, que hacerlo con piedras. Juguetes caseros con piedras para nuestros hijos.

Puede ser un juego de dominó, un tres en raya, un parchís, o unas figuritas para luego escenificar un cuento con ellas (esta última idea es de las mejores, ya que las princesas, dragones, castillos, malvados y superhéroes dan para muchos cuentos).

No solo pasarás con los niños el tiempo de juego. Sino que estarás con ellos en el proceso de hacerlos, primero una tarde buscando las piedras adecuadas, y otra tarde pintándolas y preparándolas.

Estamos casi seguro que será uno de los juguetes preferidos de tus hijos, sobre todo les encantará el tiempo que pases con ellos preparándolos. Y hay para todos los gustos: letras para los niños que están aprendiendo a leer, números para los que están aprendiendo a sumar; monstruos, animales, pisapapeles (¿quién no ha hecho un pisapapeles pintando una piedra alguna vez en el colegio?), cestas de fruta, adornos…Un poco de creatividad y dedicación y listo!!!