Recreación

Logra tiempo de calidad con tus hijos

Logra tiempo de calidad con tus hijos


En este mundo donde todos trabajamos, es un gran reto encontrar el tiempo de convivir en una manera significativa con nuestros hijos.

¿Cómo hacer que cuenten más los momentos que pasen juntos?

Organízate. Si manejas bien tu horario, tendrás tiempo para todo. Con un buen plan donde cuentas con la ayuda necesaria para cumplir con lo necesario tanto en el trabajo como en la casa, puedes disponer de tiempo libre de obligaciones ajenas.  Delega, tanto en la oficina como en el hogar. No trates de hacer todo solo.

Simplifica. En el trabajo, en la casa, con los amigos y hasta en el súper sumamos y sumamos, hasta que nuestros compromisos y actividades nos controlan y nos abruman. Dentro de tu agenda, mantén unos espacios limpios sin compromiso, para que tengas tiempo de descansar y compartir con tus hijos

Enfócate. Cuando estás en el trabajo, trabaja. Cuando estás divirtiéndote, pon tu atención en la diversión. Y cuando estás con tus hijos dedícales tiempo y hazles caso.

Apaga el celular, la tele y la computadora y dedícales toda tu atención. Te pueden sorprender con detalles que no conocías de ellos, y estarás construyendo puentes de comunicación que no tienen precio.

Respeta. El tiempo de tus hijos es para ellos y nadie más. No permitas que otros asuntos interrumpan. Vete con tus hijos de campamento, sal a comer un helado o al cine, aléjate del teléfono. Si tus hijos ven que valoras este tiempo con ellos, aprenderán a apreciarlo también y cuidarlo igual que tú.

Crea un hábito. Aparta el mismo tiempo especial cada semana. Si es una noche especial para la familia, que sea la misma noche cada semana. Es muy importante que este tiempo se vuelva hábito familiar.

Aprovecha las oportunidades diarias. Todos los días la familia coincide en ciertos momentos. Alrededor de la mesa en la comida, o en el coche rumbo a la escuela, se puede aprovechar el tiempo para acercarte a tus hijos y escucharlos.

Disfruten intereses comunes. Sobre todo cuando tus hijos son pequeños, ellos se interesarán en lo que a ti te interesa. Por eso es muy importante pasar tiempo con ellos, para que vayan conociendo lo que te gusta y te motiva, y aprendan a apreciarlo también.

Sé disponible. Siempre mantén la puerta abierta, el teléfono prendido y el corazón preparado para los momentos cuando tus hijos te busquen con alguna necesidad. Si tú has construido una relación de afecto, respeto y comunicación abierta con tus hijos, ya sabrán el camino hacia ti cuando sea necesario.

Aprovecha el privilegio de convivir con tus hijos y haz buen uso de este tiempo precioso.

Ricardo Cañas
Especialista en Motivación
ricardoicanas@yahoo.com