Recreación

Teatro para nuestros hijos

Teatro para nuestros hijos

¿A tu hijo le encanta hacer imitaciones enfrente del espejo? Tú podrás pensar que es una pérdida de tiempo, pero es un hecho que los niños aprenden mucho de la escenificación. El drama es un medio de expresión muy útil, muy interesante y muy entretenido.


Es una tradición muy antigua.

Antes de la televisión, los niños se divertían haciendo sus propias obras de teatro. No tenían escenografías caras ni vestuario especial, y no había coach ni maestro de teatro. Los actores eran los propios hermanos, disfrazados con ropa y accesorios que encontraban en casa.

Es una actividad creativa.

Cuando se trata de escenificar una obra, tus hijos pueden inventar absolutamente todo. Como son obras “caseras”, tienen la libertad de escoger:

:: El argumento.
Puede basarse en algún libro o cuento favorito, que adquirirá su propio sabor al ser presentado. Puede derivarse de algún evento familiar, o algo que pasó en la escuela. O puede ser completamente original. No hay reglas.

Acuérdate que es más importante el proceso que el resultado, y muchísimas obras infantiles escritas por niños nos pueden parecer poco lógicas. No importa. Los pequeños dramaturgos están aprendiendo mientras se diviertan.

:: Los personajes.
Héroes, villanos, princesas, monstruos, atletas, mamá y papá. No hay límite.

:: La escenografía.
Una sábana colgada puede ser el telón. La utilería se sacará seguramente de la cocina, el jardín, y (con tu permiso) hasta de tu propia colección de joyería de fantasía. Puedes agregarle pinturas etc.

:: El sonido.
Anima a tus hijos a profundizar un poco más en su proyecto con el uso de música y sonidos ambientales. Pueden bajar de internet el ruido de la granja o la calle, y poner música para enriquecer la experiencia para el público.
siluetas-08-580x381:: La publicidad.
Es fácil hacer invitaciones y letreros anunciando la obra. Tus hijos se divertirán usando sus talentos artísticos y tecnológicos .

:: Es una actividad expresiva.
Por medio del teatro, tus hijos tienen una voz poderosa para comunicar su punto de vista. Aunque escojan una historia conocida, ellos tendrán su propia interpretación de cada personaje.

Es muy interesante observar los temas y las acciones que les preocupan a tus hijos. El teatro es imitación de la vida, y puede ser un medio para que tus hijos expresen sus miedos, las cosas que les molestan, o algo que ellos quisieran tener.

El teatro o el juego simbólico puede ser una forma de sacar emociones reprimidas, venciendo miedos o conquistando demonios que los aquejen.

Es una forma de desarrollar la sensibilidad artística. Los niños que constantemente juegan al teatro empezarán a desarrollar su propio gusto y juicio crítico. Ellos sabrán quién actúa bien, y cuáles obras funcionan.