Recreación

¿Cómo elegir un buen campamento?

¿Cómo elegir un buen campamento?

 

 

 

 

Después de un arduo año de trabajo en la escuela tu hijo se ha ganado unas vacaciones inolvidables, su conducta y sus notas han sido las mejores, tú quieres premiar su esfuerzo, estimularlo a trabajar siempre con ese nivel de calidad y o bien deseas que durante el verano tenga una experiencia que estimule su compromiso con la escuela y su disciplina.

Piensas en un campamento, definitivamente podría ser el premio o el remedio ideal y te lo imaginas disfrutando de todas actividades al aire libre, practicando deporte o de excursión con su mochila al hombro.

Se acabaron las clases y llegó el VERANO

Pero, como en todo, te llenas de dudas y con ellas llegan las preguntas dónde lo llevo, cuál será el mejor, será seguro dejarlo ir solo, debo escoger un campamento de medio tiempo, podré despegarme un mes de mi hijo, podré pagar lo que cuesta, etc.    

¿Por qué hay que ser cuidadoso?

En el país no existe ninguna reglamentación que obligue a los organizadores de campamentos a cumplir con normas de seguridad o que regule a las instituciones que los ofrecen, por lo que cualquier persona con un patio grande o con facilidades de alojamiento brinda este servicio.

De ahí que los padres deban poner especial atención antes de elegir el lugar al que enviarán a sus hijos para que su verano sea realmente divertido, seguro y le deje al niño algún un aprendizaje como valor agregado.

Aquí hay algunos elementos que debes tomar en cuenta para elegir entre la gran cantidad de opciones que tendrás a la mano próximamente.

¿Qué quieres enseñarle a tu hijo?

Lo quieres premiar por un buen año escolar, estimularlo a tener mejores hábitos de estudio, potenciar sus talentos, ocupar su tiempo libre de manera constructiva o simplemente eres tú la que desea darte unos días libres. Cualquiera que sea la razón debes tener claro que quieres para tu hijo, pues los campamentos tienen propósitos diferentes.

El campamento es para el niño. Al momento de elegir el factor primordial es saber qué tipo de niño tienes y cuáles son sus intereses, sobre todo si los campamentos son de estancia prolongada. Intégralo al proceso de selección, su opinión es básica para saber lo que deben buscar.

Nunca escojas un campamento como forma de castigo. A tu hijo le fue mal en la escuela y debe utilizar el verano para reforzar. Los campamentos educativos ayudan al niño a prepararse mejor para el próximo año escolar. Pero Ojo, no debes hacerle sentir que es un castigo, todo lo contrario, él tendrá una nueva oportunidad de aprender, reflexionar sobre lo que hizo mal y dar más de sí. Si bien es cierto que no puedes premiar su descuido, tu hijo tiene derecho a disfrutar de sus vacaciones.

Tipos de campamentos: conócelos para escoger el adecuado

¿Qué debes saber sobre el campamento?

Ya tienes claro lo que buscas y lo que quiere hacer tu hijo: ambos se han puesto de acuerdo. Ahora tienes que examinar el tipo de institución que recibirá a tu hijo, debes tener en cuenta lo siguiente:

Referencias. Conoces a alguien que haya enviado a sus hijos a este campamento, cuál fue su experiencia. Recuerda que todo cabe en el papel y no siempre lo que se ofrece en la publicidad es la verdad, por eso es tan importante tener una recomendación.

Reglamentos. Algunos campamentos reglamentos muy estrictos, es bueno que le expliques a tus hijos las medidas de disciplina y organización a las que estarán sujetos durante su estadía.

Instalaciones. Las instalaciones físicas deben ser seguras, higiénicas, confortables, diseñadas para niños y con las condiciones necesarias para albergar la cantidad de personas que formaran parte del campamento.

Están preparados para emergencias. Tienen un personal médico permanente o un centro de salud cercano?? Recuerda que si hay piscina, es obligatorio que haya un salvavidas por cada 25 niños y que, aún sean pocos niños, es necesario que tengan un botiquín de primeros auxilios y un plan en el caso de que se produzca una emergencia.

Horarios: Si el campamento no proporciona alojamiento a qué hora debes llevar y pasar recoger a tu hijo. Si es de estancia prolongada a qué hora se levantarán y acostarán, qué tipo de actividades realizarán de noche, cuál es el horario de las comidas, etc.

Organización. ¿Cómo están divido los grupos?, ¿Tienen actividades fuera de las instalaciones del campamento?, ¿Cómo es la logística de trasporte?, ¿Cuáles son los horarios de entrada y salida?, ¿Cuáles son los horarios de comidas y meriendas?, ¿Qué tipo de comida ofrecen?, ¿Qué tipo de ropa los niños? ¿Permiten visitas?

Preguntas que debes hacer al organizador de campamento

Estadía: Si es el primer campamento del niño lo recomendable es que escojas uno de medio tiempo, que no incluya dormida o de estancia corta (De 3 días a 1 semana). Para los más expertos y mayorcitos hay opciones desde 10 hasta 45 días.

Programa de Actividades. Qué aprenderán tus niños durante el campamento. Qué tipo de actividades realizarán. Qué propósito tiene el campamento y si cumple con lo buscas.

Personal. Cuántos profesores, animadores o asistentes tienen para los grupos. 

Alimentación: Incluye comidas y meriendas???. Tienes la opción colocarle una merienda extra a tu niño. Si tu hijo requiere de alimentación especial tienes que comunicárselo a los organizadores y saber que política tiene con respecto a este tema. Qué tipo de alimentación ofrecen.

Alimentación antes y durante el campamento

Asiste a nuestra Feria de Campamento 2016

Artículos relacionados

Se acabaron las clases y llegó el VERANO

8 Razones para planificar con tiempo la diversión de verano de tus hijos

¿Vacaciones con malas notas?