Recreación

Hábitos saludables al conducir

Hábitos saludables al conducir

 

 

 

 

Es importante tener hábitos saludables antes de decidir pasar muchas horas conduciendo un vehículo. El conductor puede prevenir la fatiga y sus consecuencias, parando periódicamente y aprovechando los descansos para hacer estiramientos e hidratarse. Cuando se conduce durante un tiempo prolongado y a una velocidad constante, es imposible mantener estable el nivel de alerta durante todo el viaje. Está científicamente probado que durante este tipo de trayectos, dónde se impone la monotonía, el estado de alerta varía con el tiempo.

La falta de descanso, la deshidratación, el calor, las comidas copiosas o el consumo de alcohol, entre otras causas provocan una disminución de la atención al volante y aumenta en un 86% del tiempo de reacción ante un obstáculo, lo que incrementa el riesgo de sufrir un accidente.

Útiles consejos para tener un viaje seguro: 

Utiliza cinturón de seguridad. Usar el cinturón debe ser lo primero que hagas antes de comenzar a conducir, pídele a las personas que viajan contigo que lo utilicen también.

Conduce el vehículo descansado. Duerme un mínimo de 7 horas y evita viajes después de la jornada laboral. Si, en cualquier caso, tuvieras que viajar tras el trabajo procura descansar un rato antes del viaje y reponer energías.

Ajusta bien el asiento, el reposacabezas, la profundidad y altura del volante. Viajar de forma cómoda reduce los calambres y los dolores musculares.

Durante el viaje, descansa cada dos horas o 200 kilómetros. Aprovecha para hacer unos estiramientos para recuperar el tono físico. Reduce este plazo si viajas de noche.

Mantente hidratado. La falta de líquidos provoca, entre otras cosas, una reducción de la atención, dolor de cabeza y cansancio muscular.

Un nivel bajo de azúcar genera fatiga y falta de atención. Evita que esto ocurra durante el viaje.

Nunca bebas alcohol si vas a conducir. Cualquier bebida alcohólica, aun con una baja graduación, disminuye la atención, la capacidad visual y auditiva, retrasa el tiempo de reacción y acelera la aparición de la fatiga.

En caso de avería del vehículo, intente detenerse a la derecha. Avise de su situación con los triángulos de señalización. 

Seguridad al viajar con niños:

Es muy importante hacer paradas con frecuencia. 

Usar el asiento de seguridad en el asiento trasero. 

Todo niño menor de 12 años debe viajar en el asiento trasero, y usar cinturón de seguridad como cualquier adulto.

Comprobar que los seguros de niños están en la posición adecuada para que los niños no las puedan abrir desde adentro. 

Para evitar los mareos infantiles en carretera, se aconseja una buena ventilación y comida ligeras durante el viaje. 

Para evitar que los niños se aburran, es aconsejable llevar música y así se entretengan durante el viaje. 

Recuerda que lo más importante es llegar al destino, relajarse y disfrutar del viaje.

Artículos relacionados

Tips de seguridad para tus niños

Más que diversión es lo que vivimos juntos

¿Qué debe tener mi botiquín de primeros auxilios?